La reputación como factor de decisión

2350

Maria Fernanda Soler Niño

En muchos ámbitos de la vida en sociedad la reputación en general funciona como un factor fundamental que influye sobre las decisiones de los individuos. Por consiguiente, es posible evidenciar que en la actualidad ésta es utilizada como una estrategia preeminente dentro de un juego con aspectos peyorativos para alcanzar así algunos beneficios deseados. Y es justamente una de las razones por las cuales los seres humanos son proclives a buscar constantemente la forma de mejorar o mantener una buena imagen frente a los demás como quien pretende obtener aprobación.

Ahora bien, la importancia de la reputación no sólo se ve reflejada en la vida cotidiana de los individuos, sino que además se vislumbra en el ámbito nacional y aún más en la actualidad donde el auge de la globalización es predominante, de manera que ningún país que se rige por modelos e ideologías de libre cambio quiere quedarse por fuera de dicho proceso y, por ende, para ellos resulta necesario darse a conocer como país con una reputación atractiva a nivel internacional ocupándose en la adopción e implementación de estrategias de diferenciación con fines de estimular la inversión económica, de allí su constante preocupación sobre la imagen que proyectan en los diversos mercados internacionales.

Con base en el bosquejo anterior, es fundamental considerar que dicha reputación se construye sobre la experiencia, las ideas y la percepción que tienen los individuos que visitan o pretenden invertir en un país determinado, lo cual determina entonces el concepto de imagen del mismo que a su vez condiciona las actitudes y acciones de las personas. En este sentido, resulta idóneo focalizar nuestra atención en el caso colombiano, cuyo país tiene un particular posicionamiento e imagen que se puede representar en dos nociones básicas: una positiva y productiva que es resultado del desempeño que generan algunos sectores, y la segunda negativa por la cual es muy conocido el país y que contempla dos asuntos críticos generadores de gran incertidumbre y falta de confianza, éstos son el terrorismo y el narcotráfico.

Las consecuencias de dicha afirmación se ven reflejadas en el descenso de diversas variables económicas que influyen significativamente sobre el progreso de los países, entre ellas se encuentra la inversión, cuyos valores se han visto afectados por el hecho de que los individuos suelen asociar la palabra “Colombia” con la inseguridad, drogas, terrorismo y corrupción, es inevitable entonces cavilar en este problema y pasar por alto la necesidad de replantear los posibles movimientos que deben ser ejecutados en el curso de un juego de inversión que requiere la coordinación de los países con pretensiones de sacar provecho de la globalización.

Dentro de este juego, la cuestión ahora consiste en cómo mover las fichas necesarias y qué estrategias adoptar para que esa precaria reputación que actualmente tiene Colombia pueda ser transformada y, por consiguiente, no afecte u obstaculice la consecución de los objetivos de términos de inversión. Sabemos que éstos dependen considerablemente de la información y en este caso específico se trata de un juego de inversión que cuenta con información completa y perfecta. La primera consiste en el conocimiento común del juego que se evidencia en que los países conocen las estrategias que ejecutan otros para mantener su reputación en grados aceptables y procuran desempeñarse en el juego con base en las acciones que determinan dichas estrategias.

Asimismo, es importante considerar que “en un juego de información perfecta como el Ajedrez, los jugadores siempre saben todo lo que ha pasado anteriormente en el juego. Cuando la información es imperfecta, debemos conocer lo que saben los jugadores a medida que avanzan por el árbol de decisión” (Binmore, pág. 140). Ahora bien, en este juego de inversiones es primordial el factor de convención, en donde efectivamente cada uno de los países involucrados debe estar de acuerdo para coordinar una serie de acciones y estrategias encaminadas al logro de objetivos comunes. Es posible afirmar que a lo mejor “el papel más importante de la teoría de juegos sea insistir en que toda reforma requiere la coordinación de los comportamientos en un equilibrio si tiene que sobrevivir a largo plazo” (Binmore, pág 104). Por ende, la convención y la coordinación son la clave para mantenerse dentro de los mercados internacionales, teniendo claro que se puede sacar provecho del cumplimiento de los supuestos conductuales dentro del juego.

Bibliografía

Binmore, K. (2007). La teoría de juegos: Una breve introducción. Madrid: Alianza Editorial.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2294. Tan cerca pero tan lejos

2312. El cómplice de la ineficiencia social

2331. Cría fama y échate a la cama

Anuncios

2 pensamientos en “La reputación como factor de decisión

  1. Pingback: Bendita reputación | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Ventajas y desventajas de la reputación | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s