Diseño de contratos para el acceso a los recursos genéticos

1512

Luis Alejandro Palacio García

Históricamente se ha considerado que los recursos genéticos hacen parte del patrimonio común de la humanidad, lo cual implica que fueran tratados como bienes de libre acceso. Esta forma de propiedad llevaba a que no existiera una obligación expresa de realizar algún pago o compensación por su uso, ni tampoco se requería entablar una negociación sobre la forma de distribuir los beneficios derivados de estos. Sin embargo, varios hechos recientes han contribuido a que esta concepción cambie radicalmente (Nemogá y Chaparro, 2005).

Debido a los desarrollos científicos en el campo de la biotecnología se ha incrementado significativamente la posibilidad de aprovechar los recursos naturales para mejorar la calidad de vida de la humanidad. Aunque hace algunos años este tema no se discutía ampliamente y no se le otorgaba gran importancia a la diversidad biológica, recientemente, con el surgimiento de nuevas tecnologías se reconoce que en la naturaleza se encuentra una de las fuentes más importantes de compuestos químicos que aún están por descubrir.

A partir de 1992 se da un gran cambio en esta concepción con el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), el cual reafirmó que los recursos genéticos eran de interés de la humanidad, pero reconoció que los países tenían derechos soberanos sobre sus recursos naturales. En el CDB se resaltan las razones ecológicas, económicas, éticas y estéticas para la conservación de la biodiversidad, teniendo claro que su uso se debe realizar de una manera sostenible, combinando los objetivos de preservación tanto ecológica como cultural, el acceso a los recursos y el desarrollo de la investigación.

Adicionalmente, la expansión global de la industria de la biotecnología abre constantemente nuevas oportunidades comerciales en la cadena de desarrollo de productos con base en la biodiversidad. Para afrontar este reto, las asociaciones y las alianzas estratégicas se han convertido en importantes mecanismos que permiten a las pequeñas y medianas empresas adquirir la capacidad de acceso al mercado agregando valor a los recursos.

A raíz de estas tendencias es fácil encontrar apreciaciones en la literatura que a menudo se han excedido en el entusiasmo a favor de la bioprospección y la conservación de la biodiversidad, especialmente en un país como Colombia que cuenta con gran cantidad de recursos. Un ejemplo de esto se encuentra en un pronunciamiento de la Corte Constitucional, con el cual se ratificó el Convenio sobre la Diversidad Biológica.

“… No es una exageración decir que en ninguna otra Región del mundo tiene tanta prioridad conservar la biodiversidad para los fines del desarrollo sustentable, como en América Latina y el Caribe. Ello deriva de la constatación de que disponemos en este campo del patrimonio más rico todavía no aprovechado que hasta ahora haya conocido la humanidad…” (Sentencia C–519/94)

Sin embargo, a pesar de contar con un gran potencial en la biodiversidad, en Colombia no ha sido posible concretar acuerdos que permitan materializar las expectativas de beneficios que se pueden obtener de los recursos genéticos, en gran medida debido a que no existe un marco institucional ni un contexto comercial en el cual los investigadores y las compañías puedan operar bajo unas reglas claras y coherentes.

Este panorama general resulta bastante útil para centrarse en un objeto de estudio un poco más limitado, los contratos de acceso a recursos genéticos. Actualmente es usual encontrar una extensa literatura que ha discutido las cláusulas más comunes en las negociaciones sobre distribución de beneficios asociadas a actividades de bioprospección, por lo tanto, el aporte de este documento consiste en consolidar un marco conceptual y teórico que permita un diseño de contratos coherente con las necesidades de los proyectos de investigación, tanto académicos como comerciales.

Buscando este objetivo, la sección 2 presentará las principales definiciones y conceptos necesarios para entender el problema de regulación sobre el acceso a los recursos genéticos, realizando inicialmente una breve discusión sobre la definición misma de recursos genéticos para introducir el concepto de bioprospección. Luego se expondrán los intereses y motivaciones de los actores involucrados en una negociación sobre distribución de beneficios; y por último se enumerarán las principales cláusulas que constituyen un contrato de acceso.

Posteriormente, en la sección 3 se buscará relacionar los adelantos en teoría económica sobre contratos con las particularidades del problema. Así, se hará una breve descripción de los conceptos presentados por la teoría de los costos de transacción y el diseño de mecanismos, con el fin de consolidar un modelo teórico que aborde el problema de selección adversa entre diferentes tipos de solicitantes.

Referencias

NEMOGÁ, Gabriel y Chaparro, Alejandro. 2005 “Regímenes de propiedad sobre Recursos Biológicos, Genéticos y Conocimiento Tradicional”. En: Recursos Genéticos, Conocimiento y Derechos. Grupo de Investigación Política y legislación en Biodiversidad, Recursos Genéticos y Conocimiento Tradicional. Series PLEBIO No. 1. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá

Columnas relacionadas

272. Contratos de acceso a los recursos genéticos

632. Sistema de contratos en El Parque Nacional Yellowstone

633. Acuerdos de cooperación en investigación y desarrollo (CRADA)

logo-emar3.jpg