La incidencia de la acción del Estado y los impuestos

2731

Brayan Snehider Díaz

Uno de los principales objetivos de la microeconomía es comprender el impacto que tiene la acción del Estado utilizando modelos formales basados en la acción individual dentro de un sistema formal de incentivos. Como es evidente una de las principales acciones estatales que tienen su incidencia en el plano económico es la captación de recursos mediante la figura del impuesto y posteriormente mediante la figura de la regulación. Esta acción ha sido largamente discutida, tanto en lo referente a sus motivaciones, como en lo referente a sus resultados. En ese sentido, el presente texto consiste en una reseña crítica del capítulo tres de Experimentos con los principios económicos de Bergstrom & Miller (2000) que pretende tratar esta figura haciendo uso de la economía experimental.

El estudio del poder y de las relaciones de poder puede entenderse como un campo completo de investigación que a menudo requiere sus propias herramientas y métodos para arrojar respuestas pertinentes a los problemas. Según Foucault (2013), el estudio del poder puede entenderse a la luz de las relaciones de conflicto que se establecen entre distintos sujetos a lo largo de la historia. Relaciones que están fundamentadas en lo que este denomina la racionalidad política y existen en función de mecanismos concretos de explotación y sujeción construidos al amparo de una nueva estructura política: El Estado.

Podemos definir al Estado como un tipo de poder político que ignora a los individuos buscando los intereses de la comunidad o de una clase o grupo de ciudadanos, destacando según nos dice Foucault que el Estado es una forma de poder a su vez individualizadora y a su vez totalizadora. En el enfoque microeconómico y experimental, las estructuras de poder se entienden como el resultado de las acciones de muchos individuos que reaccionan a las circunstancias que les rodean en un sentido muy cercano a lo que Foucault denomina como racionalidad política; esto es en una persecución constante de sus intereses que conlleva a todo un sistema de transacciones que no se basan en la transacción voluntaria, pero si en otros mecanismos de negociación que toman su poder de la acción colectiva.

Obedeciendo a estas definiciones el Estado que puede definirse como el conjunto de instituciones que gobiernan un territorio y es a su vez resultado y causa de las decisiones económicas que toman los agentes, pero también es un agente buscando maximizar su propia utilidad y beneficio. Si bien esta visión no es del todo congruente con el acercamiento que realiza Foucault, pues las acciones del Estado al ser de naturaleza colectiva implican la existencia de cierta sinergia entre las decisiones, ya que las personas modifican su comportamiento y sus acciones al entrar en una estructura social, si puede considerarse como un acercamiento formal a la complejidad propia de las decisiones públicas.

La primera característica particular del Estado es la concentración del monopolio de las armas, en un sentido que desafía la visión de Foucault, en tanto la posesión de la capacidad de coerción, le da poder absoluto y elimina cualquier conflicto evidente. Esta cuestión transforma la lucha de poderes de quien domina las armas hacia quien domina las instituciones del Estado; o dicho de manera más elegante: de quien se apropia de las rentas (Tullock, 2001) y de las transferencias de riqueza que surgen de la acción del Estado, entre estas los impuestos.

La microeconomía define a los impuestos como una transferencia de riqueza que se basa precisamente en esa capacidad redistributiva que posee la acción estatal, en su figura de ente regulador y de ente redistribuidor de recursos. Ahora bien, la pregunta que esto plantea es: ¿Qué efectos tiene dicha acción en el bienestar de las personas y en los agregados económicos? El análisis de este tipo de preguntas nos obliga a ejercitar dos tipos de competencias diferentes: el pensamiento sistémico, definido por el ICFES (2004) como aquella capacidad de comprender que las acciones sociales están interconectadas tienen un comportamiento complejo; y por otro lado el multi perspectivismo que nos permite análisis los intereses, deseos y motivaciones detrás de las personas.

Según el análisis microeconómico clásico, un impuesto a los oferentes o un impuesto a los demandantes representan una modificación intrínseca de sus curvas de oferta y demanda, esto es el precio que están dispuestos a pagar por una cantidad determinada. Esto tiene todo el sentido, pues el impuesto implica que la persona debe asumir un costo mayor por la mercancía disminuyendo así el bienestar percibido y por tanto reduciendo la cantidad de personas interesadas en adquirir la mercancía al nuevo precio: el principal problema que esto plantea es que muchos intercambios que serían beneficiosos no se hacen porque ahora hay que hacer participe al Estado de los beneficios. Esto parece plantear un dilema en términos económicos y es ¿vale la pena dicha transferencia de recursos? o en otras palabras ¿es mayor la ganancia percibida por el Estado que la perdida percibida por oferentes y demandantes?

Existen dos respuestas teóricas a esta pregunta: La respuesta microeconómica es que no, la razón es que la interrupción de las transacciones por el Estado produce una pérdida irrecuperable de eficiencia o pérdida de peso muerto; esto se puede explicar muy bien desde la física: si un cuerpo se encuentra en reposo, para moverlo debemos utilizar una cierta cantidad de fuerza irrecuperable, o en el sentido microeconómico si cobramos el impuesto, evitaremos que las personas que más valoran la mercancía la adquieran al precio correcto y no existirá forma de lograr dichas transacciones de nuevo sin incurrir en un costo adicional.

Esta visión puede ejemplificarse de manera muy sencilla haciendo uso del arsenal metodológico de la economía experimental, ya que en principio no resulta nada evidente el modo en que las negociaciones podrían llevarse a cabo. Los experimentos revelan por regla general que los impuestos afectan el equilibrio de las transacciones de manera muy cercana a las predichas por la teoría económica formal en un sentido donde los impuestos se traducen de manera inmediata en una transformación de la conducta de equilibrio en lo referido a los precios, gracias a la dinámica que ya hemos mencionado anteriormente.

Por otro lado, la respuesta propia de la filosofía política, encarnada en el pensamiento de Jonh Rawls, afirma que: la justicia es la primera virtud de las instituciones sociales, como la verdad lo es a los sistemas de pensamiento, es que si, pues el Estado puede facilitar la distribución equitativa de los recursos en un sentido donde las personas poseen cierto grado de preferencias sociales. Esto es, cierto grado de preferencias respecto al bienestar no solo propio sino también de los demás, escapando por completo a la visión utilitarista del mercado y acercándose a lo que la filosofía moral (Montuschi, 2000) denomina principios deontológicos.

La contraposición entre la visión de Rawls y las visiones propias del análisis económico revelan una contradicción entre dos jerarquías de valores muy diferentes: por un lado, la propia de la tradición liberal utilitarista donde la eficiencia en la asignación de recursos debe primar y por otro lado otra donde lo correcto en términos económicos no puede ser desligado de ciertos criterios sociales que si bien pueden ser sujeto de análisis formal, tienen peso especialmente por ser creencias extendidas que por su peso, regulan e institucionalizan el comportamiento humano, y la percepción moral de los individuos.

Referencias.

Bergstrom, T., & Miller, J. (2000). Experimentos con los principios económicos. (Antoni Bosh, Ed.) (2nd ed.). Foucault, M. (2013). El sujeto y el poder. Revista Mexicana de Sociología., 50(3), 3–20.

Foucault, M. (2013). El sujeto y el poder. Revista Mexicana de Sociología., 50(3), 3–20.

Ministerio de Educación Nacional. (2004). Estandares Básicos de Competencias Ciudadanas, 148–184. https://doi.org/10.4067/S0718-09342013000100001

Lockard, a, & Tullock, G. (2001). Efficient Rent-Seeking: Chronicle of an Intellectual Quagmire. https://doi.org/10.1007/978-1-4757-5055-3

Montuschi, L. (2000). Etica y razonamiento moral: Dilemas morales y comportamiento ético.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

Inversión: Guía para el estudiante

Confianza: Guía para el estudiante

Garrote y zanahoria: Guía para el estudiante

Conflicto 2×2: Guía para el estudiante

 

Anuncios

Relatoría foro 9: Mercado de la vida y de la muerte

2728

Andrea Carolina Hoyos Castro

El día jueves 2 de mayo de 2019 se llevó a cabo el foro de Deontología del Economista con la participación de los estudiantes de séptimo semestre del programa. Para realizar el debate, se plantearon cinco mociones y se le pidió a cada estudiante preparar sus argumentos a favor o en contra, dependiendo de su perspectiva. De este modo, surge el interés por analizar los resultados de la discusión acerca de la cuarta moción, la cual plantea que Existen personas que están por encima de la ley. En primer lugar, se contextualizará al lector sobre la problemática a tratar, posteriormente se mencionarán las intervenciones de los estudiantes acerca del tema y, por último, se presentará la postura del autor con sus respectivas conclusiones.

En primer lugar se mencionó el caso del agente de la Interpol, Jack Valentine, quien respeta las normas y hace lo posible por cumplir éticamente su deber. En una de sus misiones, logra capturar a Yuri Orlov, un traficante de armas ucraniano que ha logrado burlar la ley; pero al momento de interrogarlo descubre que es una pieza más de una red de corrupción y poder gigantesca, en la que es común que los grandes líderes rompan la ley y negocien muchas veces con facciones criminales para lograr sus objetivos, haciendo a personas como Yuri intocables. De hecho, el gasto mundial en armamentos supera el trillón de dólares, además de su uso en robos a mano armada y asesinatos, estas armas también se asocian a un amplio abanico de delitos como corrupción, trata de personas, actividades terroristas, etc.

En este punto cabe mencionar que la moción generó aprobación unánime, dentro de los argumentos a favor, los estudiantes enfatizan que, tanto en Colombia como en muchos lugares del mundo, hay personas que están por encima de la ley. La famosa élite, los dueños del juego, en el cual tienen peones por todo el país haciendo sus actos de corrupción y viendo como triunfan o caen; desde su cómoda finca descansando y manejando los hilos, tranquilos porque saben que es muy poco probable que habrá repercusiones judiciales. Además, afirman que las armas pequeñas y ligeras resultan fáciles de ocultar y transportar, por lo que el tráfico de armas de fuego es un negocio lucrativo que a su vez alimenta y financia otros tipos de delitos graves.

A pesar de que dentro de la moción no se presentaron argumentos en contra, aquellos que defienden que no hay personas que están por encima de la ley argumentan que hasta los más poderosos pueden caer. En este punto, mencionan el caso de Pablo Escobar que, tras poner en funcionamiento toda su maquinaria del terror a fin de persuadir a las autoridades de no habilitar su extradición a Estados Unidos, de igual forma debía entregarse e ir a prisión en suelo colombiano, donde finalmente, fue asesinado por sus intentos de fuga en 1992. Asimismo se presenta el caso del presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, quien fue detenido por el caso Odebrecht. Ambos casos demuestran que a pesar de estar sumidos en una red de corrupción y de poder, la ley pudo implementar medidas efectivas contra ellos.

Ahora bien, considero que sí existen personas que están por encima de la ley, a pesar de los argumentos expuestos anteriormente. Debido a que esas personas estuvieron por mucho tiempo manejando una maquinaria de corrupción que les permitió burlar la ley y obtener ganancias generosas en el proceso. Además, el caso del ex presidente Álvaro Uribe Vélez permite demostrar que no importan los esfuerzos por parte de las autoridades para ejercer la ley sobre este personaje, ya que su poder le garantiza la impunidad sobre sus crímenes. Asimismo, el Gobierno de los Estados Unidos, a pesar de sus afirmaciones de que nadie está por encima de la ley, adoptó la inmunidad soberana de Inglaterra, que le garantiza posicionarse por encima de la ley.

Referencias

Agencias – El Comercio (Lima) / GDA. (10 de Abril de 2019). Kuczynski, segundo presidente peruano detenido por caso Odebrecht. El Tiempo. Obtenido de https://www.eltiempo.com/mundo/latinoamerica/detienen-al-expresidente-peruano-pedro-pablo-kuczynski-347960

Internacional. (17 de Octubre de 2013). Qué tan fácil es comprar armas en EE.UU. . Revista Dinero. Obtenido de https://www.dinero.com/internacional/articulo/el-mercado-armas-estados-unidos/184351?fbclid=IwAR1J_1_PjouygxQB1Z4CAwki0_GgesqL4KQVhfwHK_ndnpoi1Zgq65WjJ4Q

Sociedad Infobae. (30 de Noviembre de 2013). La increíble historia de la caída de Pablo Escobar. Infobae. Obtenido de https://www.infobae.com/2013/11/30/1527534-la-increible-historia-la-caida-pablo-escobar/

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

Inversión: Guía para el estudiante

Confianza: Guía para el estudiante

Garrote y zanahoria: Guía para el estudiante

Conflicto 2×2: Guía para el estudiante

 

Actitudes y estrategias de pensamiento social en las aulas de clase y su relación con comportamientos disruptivos

2645

Reseña elaborada por: Karen Lizeth Perez Picón

Los autores Muñoz, Carreras de Alba y Braza (2004) realizaron un estudio donde analizaron los componentes de la competencia social y su relación con comportamientos disruptivos en una muestra de 348 alumnos pertenecientes a un centro de secundaria. El análisis de esta relación surge a partir de la preocupación que se ha dado en los profesores de secundaria acerca de los comportamientos conflictivos que han manifestado los alumnos en las aulas. Ante esto el Informe del Defensor del Pueblo en Cádiz para el año 2000 mostraron que los profesores consideran como el principal problema al que deben enfrentarse una vez van a impartir las aulas es la mala conducta que algunos de los alumnos reflejan durante el desarrollo de las clases.

Estos comportamientos son denominados por Torrego y Moreno (1999) como comportamientos disruptivos que suponen un boicot continuo al intento de desarrollar una clase por parte del profesor y los demás alumnos. Algunos de los comportamientos disruptivos más frecuentes que se evidencian en la literatura son la violación a las normas establecidas dentro del aula, donde se presentan acciones como tirar cosas por la clase, falta de orden a la entrada, generar ruidos dentro de la clase, entre otros.

Así mismo, otro comportamiento es la alteración del desarrollo de las tareas con acciones como negarse a la participación en clase, comentarios groseros ante la tarea, no traer el material necesario, etc. Un tercer tipo de comportamientos que encuentra la literatura son aquellos que se oponen a la autoridad, como hablar cuando el profesor está hablando, no obedecer las órdenes, amenazar a un profesor, etc. Por último, los autores consideran que la agresión hacia otros compañeros también es un comportamiento disruptivo que se manifiesta principalmente en burlas, agresiones físicas e insultos hacia los compañeros. Estos comportamientos cuando se dan de manera reiterativa en las aulas no permiten que haya un buen desarrollo de las tareas preparadas y además obligan al a profesor a gastar parte del tiempo a intentar frenar esos comportamientos, cuando ese tiempo debería ser invertido en la enseñanza.

Ante esto los autores destacan que este tipo de comportamientos disruptivos ha ido avanzando en los países industrializados durante la última década (García, 2001). Lo que se ha encontrado en los estudios es una disparidad en cuanto a la forma de abordar la problemática de conflictos en las aulas. Por un lado, se ha medido a través de la contabilización del número de sanciones impuestas, desde este enfoque la convivencia en los centros no se ha tomado como un problema que deba ser tratado de manera urgente. Sin embargo, una vez es analizado la frecuencia con que se dan esos comportamientos disruptivos, los datos son muy distintos y apuntan hacia un deterioro grave de la convivencia en los centros. Esto pone en evidencia la necesidad de soluciones de manera global pues estos comportamientos pueden darse por factores extrínsecos a lo escolar y no dependen únicamente de la capacidad del profesor para afrontar la problemática.

Calvo (2002), al respecto, encontró que el 44% de los factores que propenden en comportamientos disruptivos se deben a causas personales del alumno, como su temperamento, problemas de conducta, entre otros; un 32% se debe a causas de tipo familiar como separación de los padres, permisividad, sobreprotección, incumplimiento de castigos y promesas. Un 10% es atribuido a factores sociales como la publicidad, la televisión, así como patrones adecuados de conducta, un 5% es atribuido a la administración educativa pues muchas veces no cuentan con medidas preventivas o tienen normatividad inadecuada para regular conflictos, entre otros. Finalmente, el 9% de los factores restantes están ligados a causas escolares como aplicación defectuosa de normas entre otros.

Para el presente estudio los autores tomaron como foco de análisis la relación entre comportamientos conflictivos y ciertos factores personales del alumno relacionados con la competencia social. En cuanto a esta competencia es importante aclarar que, aunque su definición es multidisciplinaria, la mayoría de los estudios que la han abordado hacen referencia a las habilidades sociales, la consecución de ciertos objetivos sociales, el mantenimiento de relaciones interpersonales y la habilidad para resolver problemas de tipo social.

Para medir la competencia social los autores utilizaron el instrumento de evaluación Actitudes y Estrategias Cognitivas Sociales, AECS que permite obtener información de diferentes variables relacionadas a las actitudes sociales y el pensamiento social que ayudan a entender los comportamientos disruptivos en el aula. La muestra que se tomó estuvo constituida por 348 alumnos de un Instituto de Educación Secundaria de la provincia de Cádiz. El procedimiento que se llevó a cabo fue la contabilización del número de conductas disruptivas identificadas por los profesores del primer y segundo ciclo de la ESO y se codificaron los datos obtenidos en los cuestionarios AECS completados por los alumnos durante el primer trimestre del curso. A los datos se les hizo un análisis de varianza de un factor estableciendo dos grupos en función de si el alumno tiene o no comportamientos disruptivos según lo dicho por su profesor. A partir de ello se establecieron comparaciones entre los dos grupos en cada una de las escalas de actitud social y de pensamiento social en cada uno de los ciclos ESO.

Dentro de los resultados encontrados se evidenció que para el primer ciclo los niños con comportamientos disruptivos puntuaban de manera significativa en las actitudes sociales de liderazgo pro-social, agresividad y terquedad y entre las variables cognitivas presentaron una mayor escala de impulsividad. Estos sujetos son los que se caracterizan por tener un comportamiento intimidatorio y hostil hacia los demás, discuten y protestan con frecuencia y presentan episodios de cólera entre otros. Con respecto a las chicas del primer ciclo, aquellas que son calificadas como chicas con comportamientos disruptivos presentaron bajas puntuaciones en la escala de actitud social denominada sensibilidad social, es decir que tienen dificultades para sintonizar con los sentimientos de los demás, comprenderlos y valorarlos.

En cuanto al segundo ciclo el número de personas calificadas como disruptivos disminuye considerablemente en comparación con el primer ciclo y aquí no se detectan diferencias significativas entre chicos calificados con comportamientos disruptivos y los que no. No obstante, en las chicas el comportamiento presentado en el primer ciclo se mantiene en el segundo, la rigidez de pensamiento como característica del pensamiento social de las chicas disruptivas.

Ante estos resultados es importante preguntarse sobre la clase de intervención que debe realizarse para ayudar a la reducción de estos comportamientos disruptivos, siendo esta intervención de tipo interpersonal donde se considere un tratamiento diferenciado por genero pues la mejora de las relaciones interpersonales en los chicos seria favorecida con estrategias dirigidas a disminuir el número de peleas, en las chicas sería beneficioso los programas que fomenten las relaciones de amistad.

Nota. Las ideas de esta reseña son tomadas de: Muñoz, Carreras de Alba & Braza (2004). Aproximación al estudio de las actitudes y estrategias de pensamiento social y su relación con los comportamientos disruptivos en el aula en la educación secundaria. Anales de Psicología. Vol. 20 (1). 81-91.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2456. Contexto: Seminario de teoría de juegos

2459. Teoría de juegos y competencias ciudadanas

2462. Seminario de teoría de juegos. Justificación y propósito

 

Teoría de la regulación económica y provisión de servicios públicos

2614

Reseña elaborada por: Claudia Patricia Meneses Amaya

El artículo tiene como propósito analizar el rol que tiene el Estado en la provisión de servicios públicos, tomando como referente la teoría de la regulación económica. Es importante comenzar mencionando que las agencias reguladoras se crearon de manera independiente con el fin de garantizar el suministro de los servicios públicos, es decir, se desempeñan como veedoras de los contratos de concesión, de manera que velan por el cumplimiento de las obligaciones que tiene el Estado y las entidades privadas ente los usuarios. En otras palabras, la regulación económica nace de la necesidad de monitorear las decisiones de los agentes cuando hay fallas de mercado, de modo que se incentiven los mercados competitivos y se tomen medidas que impidan que empresas se valgan de situaciones dominantes para perjudicar a otras empresas.

Los autores referencian a Páez y Silva (2010) para identificar tres enfoques desde los que ha sido estudiada la teoría de la regulación. El primero de ellos se basa en las teorías del interés público (normativo), por lo que posibilita regular fallas de mercado como la competencia imperfecta, la información asimétrica y las externalidades. Por su parte el segundo enfoque es de interés privado (positivo), enfatiza en la posibilidad de captura de los reguladores por parte de los grupos de interés, lo cual terminaría por favorecer a los grupos influyentes en el proceso regulatorio. Mientras que el último se ha abordado desde la nueva economía de la regulación (nueva economía institucional), “se ocupa del problema de agencia que surge de la estructura asimétrica entre el principal y el agente, donde el Estado es el Principal, quien no posee toda la información y el agente es el operador del servicio, la parte informada sobre los detalles de sus contenidos específicos” (p. 105).

Desde hace muchas décadas en Colombia la regulación ha sido utilizada por el Estado para intervenir la economía, donde se han delimitado ciertos parámetros bajo los cuales debe operar el mercado en actividades como el comercio exterior, la intermediación financiera y el sistema cambiario, entre otros. Sin embargo, es a partir de la Constitución de 1991 que se introduce de manera más sólida la regulación dentro del esquema del Estado colombiano como un instrumento esencial para operar los servicios públicos.

El papel fundamental de la regulación económica, aunado a la complejidad de esta actividad, condujo a que se crearan las agencias especializadas, autónomas e independientes que permitieron complementar la acción reguladora de los ministerios y de los tribunales de justicia. Desde luego, estas agencias deben reflejar de manera transparente y justa los intereses tanto de usuarios como del sector privado. Por ejemplo, se pueden destacar la Comisión de Regulación de Energía y Gas (GREG), la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la Comisión de Regulación en Salud, entre otras.

En suma, y tal como lo señalan los autores, “la regulación económica busca que el privado sea el productor y el Estado el supervisor, cuestión que en teoría permitiría que el agente con mayor capacidad para asumir los costos y riesgos de la actividad sea quien la desarrolle finalmente, bajo criterios establecidos previamente en un contrato” (p. 113). Ante este reto son las agencias reguladoras las responsables de la gestión de los servicios públicos en cada sector. Además, tienen el desafío de que todas las partes (gobierno, inversores, consumidores) obtengan el máximo beneficio. De modo que la independencia reglamentaria, institucional, presupuestaria y de supervisión por parte del agente regulador con respecto a las demás partes se convierte en uno de los aspectos más importantes para garantizar resultados sostenibles y justos en cada sector.

Nota. Las ideas de esta reseña son tomadas de: Palacio, L., & Zambrano, A. (2012). Regulación económica de los servicios públicos. El papel de las agencias reguladoras. Revista UIS Humanidades, 40(1), 101–115.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2456. Contexto: Seminario de teoría de juegos

2459. Teoría de juegos y competencias ciudadanas

2462. Seminario de teoría de juegos. Justificación y propósito

 

Inversión: Foro

2598

Luis Alejandro Palacio García

26 de abril de 2019

2476

Foro

Inversión

A continuación encontrarán las 6 mociones. Por favor votar por la que más les llame la atención. También encontrarán los 6 textos donde deben indicar si están a favor o en contra. Luego en los comentarios deben justificar su postura frente al tema propuesto.

F4. Moción 1. La reputación es fundamental para construir una sociedad en armonía.

F4. Moción 2. Calificar las interacciones por medio de las redes sociales ha mejorado la sociedad.

F4. Moción 3. Es recomendable calificar a cada conductor de transporte público.

F4. Moción 4. Las decisiones financieras se basan en las emociones y no en la razón.

F4. Moción 5. Los estudiantes de primer semestre deben concentrarse en sacar buenas notas.

F4. Moción 6. El bitcoin está cerca de su final porque no cuenta con un respaldo estatal.

Debate

F4. Moción 1. La reputación es fundamental para construir una sociedad en armonía.

Cada vez realizamos más intercambios con personas completamente desconocidas, pero pensamos en que todo va a salir bien porque podemos confiar en su reputación. Es decir, las personas cuidan mucho su imagen pública. Cuanto mayor sea el volumen de negocios, mayor será el incentivo para actuar honradamente. De allí que la reputación, definida como la opinión o consideración que se tiene de alguien o algo, facilite a su poseedor la consecución de acuerdos eficientes en sus actividades diarias.

¿Cómo afecta entonces la reputación las transacciones? Juega dos roles distintos en las interacciones sociales. Por un lado, cumple un rol informacional, brindando datos sobre la conducta de un agente especifico. Esto hace que la incertidumbre disminuya y las personas confíen más, pues pueden prever con mayor certeza el actuar del otro. Por otro lado, la reputación puede ser usada como sanción. Tener la posibilidad de calificar de manera negativa el comportamiento hace de la reputación un mecanismo ideal para castigar las conductas deshonestas. De allí que quien está siendo medido actué de manera más confiable.

https://racionalidadltda.wordpress.com/2018/02/15/inversion-una-breve-explicacion/

F4. Moción 2. Calificar las interacciones por medio de las redes sociales ha mejorado la sociedad.

Las personas han convertido sus celulares en una extensión más de su vida. Las redes sociales permiten que continuamente se califique a las personas de acuerdo con las interacciones que tienen los unos con los otros. Aquellos que hacen una buena acción ganan puntos y quien no, los pierde. Nuestra sociedad se está obsesionando con puntuaciones personales. Sin ir más lejos, las notas en la universidad es un complejo sistema en el que los profesores califican a los estudiantes, con muchas consecuencias, desde continuar en la carrera hasta implicaciones en el futuro laboral. De igual forma, los estudiantes pueden calificar al docente y declarar si están satisfechos con los conocimientos impartidos.

Actualmente asociamos redes sociales con aplicaciones y plataformas digitales, pero en realidad estos sistemas de puntuación siempre han existido. No se trata solo de prestigio, tener más puntos permite acceder a descuentos o trato preferencial. ¿Tiene sentido calificarnos los unos a los otros? Basarnos en una nota puede parecer un buen modo de conocer mejor a alguien con quien vamos a tratar y con quien nunca hemos tenido un vínculo anterior. Pero también puede ser el modo perfecto para nunca descubrir un buen libro, discriminar a alguien por un error pasajero o mantener a un grupo de personas constantemente excluido.

https://verne.elpais.com/verne/2016/10/24/articulo/1477317754_490131.html

F4. Moción 3. Es recomendable calificar a cada conductor de transporte público.

Los taxis prestan un mal servicio y por eso deben ser reemplazados. La mala atención de parte de los conductores se manifiesta en taxímetros adulterados, tarifas que no corresponden al recorrido realizado y carreras que se niegan a realizar. Sin embargo, Colombia todavía no tiene una regulación útil, eficaz e integral para las plataformas tecnológicas como Uber, Cabify y similares. En este sentido, ¿El mal servicio es culpa de los taxistas?

Conductores particulares siguen ingresando a las plataformas para operar de manera ilegal, viven temerosos de las retaliaciones de los taxistas o los retenes de los policías, los usuarios quedan desprotegidos y el Estado se hace el de la vista gorda. Además se puede argumentar que la competencia es injusta porque los taxis deben cumplir con una serie de requisitos para prestar el servicio mientras Uber se las puede saltar. En particular, la mayor inversión que debe realizar una persona es el cupo, es decir, el derecho que el gobierno le otorga y que es muy escaso, llevando a que su precio sea mucho mayor que el del vehículo.

https://www.elespectador.com/opinion/editorial/para-cuando-una-regulacion-seria-articulo-820644

F4. Moción 4. Las decisiones financieras se basan en las emociones y no en la razón.

Me gustaría que discutamos que lo realmente importante no es el dinero, sino la confianza. Una nación no es próspera porque tenga mucho dinero, simplemente es el reflejo de las transacciones que se realizan diariamente, permitiendo mejorar el bienestar de la población. El dinero ayuda mucho como medio de cambio, reserva de valor y unidad de cuenta. Pero necesitamos confiar en los demás para que todo esto tenga sentido a gran escala. El dinero es el medio, los intercambios mutuamente beneficiosos son el fin. El problema es que cada vez más nuestras decisiones se ven influidas por nuestro estado emocional. Deberíamos basarnos más en la razón, pero no es tan sencillo.

Recientemente hemos entendido mejor qué motiva a las persona a dar y devolver. Somos seres sensibles al entorno que nos rodea. Basamos nuestras decisiones en hechos que vienen primero a nuestra mente y recordamos de manera más inmediata las pérdidas que las ganancias, estando a la defensiva debido a los recuerdos de malas experiencias. También somos altamente bombardeados por cómo se moldea la información que nos llega, haciendo que nuestra decisiones sean producto de una serie de información previa pero sesgada que no necesariamente reflejen nuestra propia valorización de la sociedad.

http://www.ecomportamiento.org/blog2/2017/10/31/lo-que-la-economa-experimental-y-el-consumo-colaborativo-nos-ensean-sobre-la-confianza-fd

F4. Moción 5. Los estudiantes de primer semestre deben concentrarse en sacar buenas notas.

Juan Carlos es un joven que a sus 18 años inicia la carrera de medicina en la UIS. Sus condiciones económicas son precarias, pero nunca le ha faltado nada gracias a los esfuerzos de sus padres. Toda su vida le han demostrado que están dispuestos a grandes sacrificios con tal de brindarle una excelente educación. Esta realidad ha creado en Juan un sentido profundo de individualidad, pues siente que se debe a sí mismo y a su familia, quienes son los únicos que lo han acompañado a cumplir sus sueños. Para él ir a estudiar a la universidad significa adquirir conocimiento y así poder alcanzar un mejor futuro.

Sin embargo, Juan encontró en la universidad una realidad muy diferente. La comunidad es más amplia y diversa de lo que imaginaba, ofreciéndole una cantidad inagotable de actividades culturales, políticas y sociales. Allí tiene compañeros a los que no les importa ausentarse de clase y sentarse toda la tarde en el bosque o en el burladero; asistir a sesiones de cuenteros o de teatro; participar de manera activa en el frente amplio por la educación o salir a marchar por el páramo de Santurbán. La verdad es que toda su vida ha sido el mejor de su clase y sabe que no se debe distraer porque le preocupa mucho tener un promedio de notas excelente. Su plan era dedicarse únicamente a sobresalir en las clases para ser el mejor profesional, todo un orgullo para su familia. En este caso ¿Juan debe dedicarse a sus estudios y olvidar la vida sociocultural de la universidad?

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-05-15/truco-mejores-notas-stanford_1381304/

F4. Moción 6. El bitcoin está cerca de su final porque no cuenta con un respaldo estatal.

Hace poco, mi peluquero me preguntó si debería invertir todos sus ahorros en bitcoin. La verdad es que si los hubiera comprado hace más o menos un año, ahora estaría muy contento. Claro que los especuladores holandeses que compraron bulbos de tulipanes en 1635 también se sintieron muy satisfechos durante algún tiempo, hasta que los precios de los tulipanes se desplomaron a principios de 1637. ¿Acaso será cierto que los bitcoin están formando una burbuja gigante que al final producirá solo dolor? Sí. No obstante, se trata de una burbuja envuelta en un brillante tecnomisticismo y la protege un capullo de ideología libertaria. Si le quitamos toda esa envoltura, quizá podamos aprender algunas verdades de la época que nos ha tocado vivir.

Por si no has escuchado hablar del bitcóin, te diré que es el mejor y más conocido ejemplo de una criptomoneda, es decir, un activo que no tiene forma física, pues solo es un registro digital almacenado en computadoras. Lo que diferencia a las criptomonedas de las cuentas bancarias regulares, aunque también solo son registros digitales, es que su existencia no se conserva en los servidores de una institución financiera específica, sino que son distribuidos en muchos lugares.

https://www.nytimes.com/es/2018/01/31/burbuja-bitcoin-inversion-criptomoneda/

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2502. Índice de reactividad interpersonal

 

¿Qué pensar de Uber?

2501

La sola mención de Uber produce apasionados debates. ¿Qué puede aportar el economista sobre ese fenómeno? Me limitaré a unas cuantas reflexiones.

En primer lugar, estemos a favor o en contra de UBER, no podemos negar la existencia de un progreso tecnológico asociado a esta aplicación. Y no se trata de un progreso extraordinario, lo que demuestra hasta qué punto la falta de competencia puede ser dañina para la innovación. ¿Cuáles son las innovaciones que ha aportado Uber? El pago automático a través de una tarjeta registrada de antemano, lo que permite no perder tiempo en pagar cuando se llega a destino; la calificación de los conductores y los clientes; el que no sea necesario llamar y esperar la respuesta de la operadora o del operador; la geolocalización, que permite seguir el itinerario del taxi antes y durante la carrera, y tener una estimación fiable del tiempo de espera; y, finalmente, y de un modo inesperado, una tarificación especial en horas punta, reflejo de la escasez de vehículos. Unas “innovaciones” casi triviales en las que, sin embargo, no había pensado o no habían querido adoptar ninguna compañía de taxis.

La más controvertida de esas innovaciones es la tarificación en horas punta; y, aunque es posible imaginar la posibilidad de abusos, esa tarificación en su conjunto está bien. De hecho, la pionera mundial en tarificación en función de horas punta-horas valle no fue otra que la compañía eléctrica francesa EDF con sus tarifas azul-blanca-roja (hoy Tempo) concebidas en 1949 por un joven ingeniero y futuro presidente de la empresa: Marcel Boiteux. Esa idea se aplica hoy a los billetes de avión y de tren, a las habitaciones de hotel o a las estaciones de esquí. Permite ocupar las habitaciones o los asientos vacíos a precios bajos en periodos de poca afluencia sin poner en peligro el equilibrio financiero de la empresa. Volviendo al transporte con conductor, en caso de escasez por horas punta, en lugar de dejar a los usuarios esperar un vehículo indefinidamente, los que pueden volver a pie o en metro, o compartir coche con amigos, optan por esas soluciones, mientras que los que no tienen otra alternativa pueden disponer de un vehículo.

Segundo, cualquier cambio tecnológico choca con las empresas ya establecidas, que no ven con buenos ojos su llegada. Defender los intereses adquiridos no es una buena guía de la política pública. En el caso particular que nos ocupa, el statu quo es muy poco satisfactorio. Los taxis son caros y escasos. Y se han sacrificado muchos empleos, incluidos los de la población menos favorecida. Es interesante señalar que France Uber permite a muchos jóvenes procedentes de la migración tener un empleo en un país en el que las instituciones del mercado laboral no les son especialmente favorables.

Tercero, se han expuesto dos argumentos en favor de los taxis. El primero es la igualdad ante la competencia; es un argumento crucial. Hay que mirar si, a igual actividad, un taxi clásico y un taxi Uber pagan la misma suma en cargas sociales y en impuestos. Lo primero que habría que haber hecho cuando se produjo el conflicto de junio de 2015 en Francia era examinar las cifras y haberse asegurado de que no había distorsión de la competencia. Es este un debate, basado únicamente en hechos, que podría haberse desarrollado con total serenidad.

El segundo argumento es el resultado de una grave metedura de pata de los poderes públicos en el pasado: conceder, a los particulares y gratuitamente, unas licencias de taxis de gran valor debido a su escasez y, después, cerrar los ojos ante su reventa. El Estado tiene una gran parte de responsabilidad en la situación actual. Algunos taxistas independientes han pagado su licencia a un precio muy elevado y ahora ven cómo la entrada de la competencia hace que se evapore una parte de su futura pensión. Eso plantea el problema de la compensación. En Dublín, el número de taxis se ha multiplicado por dos y, a modo de compensación parcial, las nuevas licencias se concedieron a los que ya poseían una. Era una buena política…, hasta la aparición del progreso tecnológico que representan las plataformas Uber o Lyft.

Nota. Este texto fue tomado de: Tirole, J. (2017). La economía del bien común. Taurus.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

¿El fin del trabajo asalariado?

2492

¿Nos dirigimos hacia una generalización del estatus del autónomo y de la desaparición del trabajo asalariado como predicen numerosos observadores? No lo sé: más bien apostaría por un desplazamiento progresivo hacia un trabajo independiente, pero en ningún caso por la desaparición de los asalariados.

El porcentaje del trabajo autónomo aumentará debido a que las nuevas tecnologías facilitaran el contacto entre los trabajadores autónomos y sus clientes. Pero más importante aún es el hecho de que generan y ponen a disposición a bajo coste las reputaciones individuales. Ayer nos fiábamos de la reputación de la compañía de taxis y de su interés en vigilar el comportamiento de sus conductores, lo mismo que teníamos un a priori favorable sobre una lavadora basándonos en la marca y no en la reputación del asalariado de la empresa que había fabricado la máquina específica que habíamos comprado.

Hoy, en el momento de pedir un coche, Uber proporciona la reputación de cada conductor y este puede rechazar la transacción. La reputación colectiva de la empresa con el control concomitante del comportamiento de sus asalariados deja paso a la reputación individual. Esta reputación individual, así como la trazabilidad digital del encargo y de la prestación, es una respuesta al problema de la confianza mencionado al principio del capítulo.

Pero la tecnología puede, en ocasiones, tener un efecto contrario y facilitar el trabajo asalariado. George Baker y Thomas Hubbard dan el ejemplo siguiente. Muchos camioneros en Estados Unidos trabajan por cuenta propia y ello genera cierto número de inconvenientes: el conductor es propietario de su camión, lo que representa una considerable inversión. Su ahorro se invierte, pues, en el mismo sector que su fuerza de trabajo, lo que hace que el camionero se exponga a un riesgo considerable: en caso de recesión temporal o estable, los ingresos del trabajo y del valor de reventa del vehículo bajan a la vez. El sentido común de que el ahorro no debe invertirse en el sector en el que se trabaja se ha pasado por alto. Por último, un trabajador autónomo debe ocuparse él mismo de las reparaciones y, eventualmente, soportar el gasto de la falta de disponibilidad momentánea de su vehículo.

¿Por qué los camioneros no son asalariados de una empresa, que se encargaría de la compra y el mantenimiento de la flota de camiones? La respuesta es que, con frecuencia, son asalariados, pero ese asalariado está limitado por el riesgo moral: al empresario le afecta que el conductor no trate bien el vehículo, mientras que el camionero independiente estará interesado en tratarlo bien. La digitalización puede, en este caso, facilitar el trabajo asalariado: la empresa de transportes por carretera puede ahora ser dueña de los camiones y vigilar el comportamiento del conductor con más facilidad gracias a la informática de a bordo.

En un sentido más amplio, hay muchos factores que explican que se instituya el trabajo asalariado. Puede ocurrir que las inversiones sean demasiado elevadas para un trabajador o incluso un grupo de trabajadores. O que sean asumibles, pero que la persona prefiera no sufrir el riesgo y el estrés correspondiente como lo demuestra el caso de los médicos o dentistas que prefieren ser asalariados de una consulta privada antes que instalarse por cuenta propia.

El fraccionamiento de las tareas entre diversos empleadores puede no ser deseable por varias razones. El secreto de fabricación u otros aspectos confidenciales ligados al trabajo son susceptibles de llevar al empleador a exigir una exclusividad del empleado. Además, cuando el trabajo se hace en equipo y no se puede medir de un modo objetivo la productividad exacta de un trabajador (a diferencia del caso del artesano), este no siempre es libre de organizar su trabajo como él lo entiende; en ese caso, tener varios empleadores puede generar importantes conflictos relativos a la asignación y el ritmo de las tareas. En resumen, la relación salarial no desaparecerá, pero se puede apostar a que su importancia disminuirá en un futuro próximo.

Nota. Este texto fue tomado de: Tirole, J. (2017). La economía del bien común. Taurus.

Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante