Experimentos con los principios económicos

2431

Los experimentos de este libro tienen fines docentes y no se proponen obtener nuevos datos científicos. Sin embargo, muchos de estos experimentos son parecidos a los que se han realizado en laboratorios en condiciones rigurosamente controladas. Como en la clase no tratamos con sujetos remunerados sino con estudiantes que pagan su matrícula, hemos introducido algunos cambios con respecto al diseño de los experimentos realizados con fines científicos. Estos cambios reflejan nuestro intento de dar un ritmo vivo a la clase con el fin de mantener el interés y el entusiasmo de los alumnos y permitirles obtener una buena tasa de rendimiento por cada unidad de tiempo que invierten en aprender.

En la mayoría de los experimentos de mercado de este libro, utilizamos el diseño de un “patio de operaciones”, que es bastante parecido a los procedimientos que se utilizan en los mercados de contratación de materias primas, como el mercado de futuros de Chicago. Los participantes en el mercado se mueven por la clase hasta que encuentran a alguien con quien hacer un intercambio. Cuando han hecho un intercambio, entregan una hoja de papel al administrador del mercado, que identifica al comprador y al vendedor y anota el precio de venta, el valor de compra y el coste de venta. Cuando el administrador recibe la información sobre las ventas, escribe los precios (si la clase es numerosa, puede escribir solamente una muestra de los precios) en la pizarra para que los vea todo el mundo.

Este procedimiento es esencialmente igual que el que empleó hace casi 50 años en una serie de experimentos el profesor E. H. Chamberlin en su clase de Harvard. Chamberlin, que había desarrollado una teoría de la competencia imperfecta, hacía hincapié en la diferencia entre sus resultados experimentales y las predicciones de la teoría competitiva. El profesor Vernon Smith, que siendo estudiante había participado en los experimentos de clase de Chamberlin, decidió probar mercados experimentales en sus clases de Purdue. Smith introdujo en los procedimientos de Chamberlin dos cambios que pensaba que darían probablemente unos resultados más acordes con la teoría competitiva. Las transacciones se realizaron por medio de una “subasta oral doble” en la que las pujas y las ofertas se hacen públicamente y todas las transacciones se realizan a través de un subastador central. En cada sesión, Smith también realizó más de una ronda, cada una con los mismos parámetros de la anterior.

Eso permitía a los participantes utilizar los resultados obtenidos en rondas anteriores para decidir sus acciones en las rondas posteriores. Smith descubrió que normalmente en la segunda o la tercera ronda los precios y las cantidades eran sorprendentemente parecidos a los valores de equilibrio competitivo. Los experimentos realizados por Smith con subastas orales dobles se han reproducido cientos de veces en todo el mundo y con toda clase de variaciones en la forma de las curvas de demanda y de oferta y de las instituciones de mercado. En casi todos estos experimentos se ha observado la existencia de una estrecha correspondencia entre sus resultados y las predicciones de la teoría del equilibrio competitivo.

En las instrucciones que damos para realizar los experimentos en clase, hemos seguido a Smith en la realización de más de una ronda con el mismo entorno, pero nos hemos alejado de su procedimiento al utilizar un “patio de operaciones” en lugar de una subasta oral doble. Creemos que este procedimiento del patio de operaciones es más rápido y más fácil de gestionar en una clase que una subasta oral doble. En la mayoría de los mercados que hemos probado, hemos constatado, al igual que Smith, que después de dos o tres repeticiones de las operaciones con las mismas condiciones de mercado, la mayoría de las transacciones se realizan a precios muy parecidos al precio de equilibrio competitivo. Como en un mercado en el que hay un patio de operaciones las ventas se realizan simultáneamente, incluso las clases numerosas pueden acabar una ronda de intercambios en unos 5 minutos. En la mayoría de los experimentos que hemos realizado, hemos observado que basta con hacer dos rondas de intercambios en cada entorno. Eso nos permite realizar holgadamente en una sola clase tres o a veces incluso cuatro sesiones experimentales diferentes, cada una de las cuales corresponde a un entorno de mercado diferente.

Chamberlin y Smith hicieron ambos hincapié en que las condiciones de información del patio de operaciones no son iguales que las que se postulan en el modelo competitivo convencional. El modelo competitivo (walrasiano) convencional supone que en el mercado hay un número muy grande de participantes, los cuales tienen todos ellos información perfecta sobre el mejor precio al que pueden comprar o vender. Esta información no existe ni en el entorno experimental de Smith ni en el de Chamberlin. Smith sostiene a este respecto que los resultados de su experimento repetido con subastas orales dobles son una demostración notable de que es probable obtener resultados casi competitivos en unas condiciones de información mucho más realistas que las que suelen suponerse. Por tanto, es probable que la teoría de la oferta y la demanda competitivas sea un instrumento más poderoso de lo que se sospechaba para predecir con suficiente aproximación los resultados de mercado en la vida real.

Existen observaciones procedentes de simulaciones del mercado que apuntan a que la utilización de un patio de operaciones da unos resultados muy parecidos a los competitivos, incluso cuando las personas que realizan los intercambios no son muy sofisticadas. D. K. Gode y Shyam Sunder realizaron simulaciones de un patio de operaciones con encuentros aleatorios entre personas que hacen ofertas de compra y de venta que también son aleatorias, sujetas únicamente a la restricción de que ninguna puede hacer ofertas con las que pierda dinero. En estas simulaciones, los intercambios ocurren al precio de compra del comprador o al precio de venta del vendedor siempre que el comprador haga una puja al menos igual al precio de oferta del vendedor. Observaron que los precios se acercaban bastante a los precios de equilibrio competitivo. Nosotros hemos realizado simulaciones parecidas con las curvas de demanda y de oferta en nuestros mercados experimentales y hemos obtenido resultados parecidos a los de Gode y Sunder.

Nota. Este texto fue tomado de: Bergstrom, T. & Miller, J. (2000). Experimentos con los principios económicos (p.119). Barcelona: Antoni Bosch editor.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2264. Columnas sobre economía experimental

2422. Columnas Teoría de juegos

2424. Columnas Copiados

 

Anuncios

Estilos y paz, a propósito de las bombas

2430

Luis Rangel

Han pasado ya casi 4 meses desde que se firmó el acuerdo de paz Gobierno-FARC, y algo más de 4 años desde que comenzaron las negociaciones que les originaron.  Indudablemente, “es ante todo un acuerdo por el cual las farc renuncian a su proyecto, esbozado desde 1962, de llegar al poder por medio de las armas” (Melo, 2016), cosa que hicieron parecer razonable ante el estancamiento Político-militar que afirmaban (Villamarin, 2012), mientras en otra perspectiva el gobierno no se estancaba en su consecución de objetivos de alto valor (Semana, 2012) en plena confrontación. Las Farc se vieron abocadas a una forma de negociar, a consolidar un estilo buscador de compromisos (Shell, 2005), el gobierno por otro lado podía continuar menguando las estructuras sin prisa, pero sin pausa, y al mismo tiempo podía adelantar las conversaciones. Hoy estos hechos pueden brindar matices que permitan entender también las negociaciones en curso, más aun cuando el gobierno se sienta ahora con un grupo armado que no ha perdido objetivos de alto valor y no cede significativamente ante los embistes gubernamentales. Pues entremos en materia.

Las FARC cambiaron su plan estratégico a partir de la movilización de un grueso de sus cabecillas que vieron impensable seguir en el sur del Tolima en el auge de la seguridad democrática (Villamarín, 2012). En este momento debieron realizar un repliegue estratégico de su conducción hacia el sur-occidente de Colombia (alrededores de Cali) y poner en acción el Plan Renacer, a todas luces un plan defensivo en el marco de su estrategia general que ponía a jugar sus orgánicos y relaciones más políticas en función de la construcción de un movimiento de masas pro paz-democrática y militarmente ponía más a jugar lo que ellos llamaban milicias bolivarianas. A pesar de esta jugada el gobierno no ceso la firme intención de combatir y dar de baja a los objetivos de alto valor como cabecillas, y lo consiguió.

Santos continúo el fuego nutrido y además pudo su gobierno darle a las Farc en donde le dolía más, sus finanzas. Los objetivos de alto valor dieron cabida a los cabecillas y mandos medios con importancia financiera en minería, narcotráfico, etc. Los estaban poniendo contra la pared, más aun cuando fuerzas contrarias hacían caer sistemáticamente líderes de su movimiento de masas, inclusive cuando ya estaban en conversaciones. El grupo insurgente hizo valer sus milicias bolivarianas y continúo con una actividad militar considerable pero cada vez más limitada a sus zonas de base históricas mientras perdió su conducción.

La premura por el cambio del estatus quo (Shell, 2005) forzó a las Farc a tratar de garantizar y hacer creíble un “estancamiento” que fijaba derroteros hacia la salida negociada. Un estilo especifico de negociación seria el único que serviría a las Farc contando con la baja legitimidad que gozaba en las ciudades y centros urbanos. Sería el estilo buscador del compromiso, y estos “en una situación de apuro, son más partidarios de aceptar una solución que preserva la relación, que otra que les daría una ventaja a ellos” (Shell, 2005). Por otro lado el gobierno castigaba continuamente a las Farc, determinando condiciones para la inminente negociación. Una muestra de esto se lee al traer la primera interacción en el marco de la mesa de negociación en su segunda fase en Oslo, donde Timochenko por parte del grupo insurgente  “anuncia una tregua unilateral del 20/11/2012 al 20/01/2013” (Humanas.org) con el fin de “acoger el clamor de paz de los colombianos” pero mejor aún para establecer una necesidad para el gobierno al verse “obligado” a mostrar reciprocidad en concordancia con su discurso de paz. El gobierno continuo sus operaciones ofensivas, no fijo una tregua, se refugió en el argumento de la mala reputación de las farc, y en que este era “su deber”.

El gobierno resulto ser más tiburón que las Farc, y no cayó en su  “trampa de reciprocidad” (Shell, 2005). El grupo armado envío el obsequio y se quedaron esperando otro de vuelta, esto fijaría un ambiente definitivo para consolidar los estilos de negociación, en plena confrontación. El gobierno no aceptaría compromisos que pudieran derivar en alguna ventaja militar o política para las Farc, y estas no pudieron hacer otra cosa que seguir negociando con un competidor feroz.

Ahora bien, vale la pena realizar el paralelo con el proceso de negociación que recién comienza entre el gobierno de Colombia y el Eln. Este proceso comienza después de reiteradas dilataciones, ya que el gobierno ha establecido condiciones que el grupo armado ha venido cumpliendo a cuenta gotas, pues es de su conocimiento que un nuevo proceso de paz exitoso se capitalizaría en las elecciones de 2018. La capacidad de presión es la palabra clave en este proceso, se entiende que será su forma negativa que se da basada en la amenaza, y su forma normativa que parte del principio de coherencia (Shell, 2005) que debe consolidarse con lo acordado en la mesa, aunque los efectos de esta última se dejaran esperar.

Este grupo armado no ha tenido que despedirse de su conducción histórica ni estratégica, mantiene férreo control en fronteras, y ha demostrado una capacidad de adaptación que ha sorprendido al gobierno quien en esta oportunidad no tiene la misma capacidad de presión que ostentaba alegremente con las Farc. Para terminar, contando con las versiones que rondan la difusa información sobre las recientes bombas en Bogotá, como bien lo advierte Richard Shell: “utilizar la amenaza, por más sutil que sea, equivale a manipular explosivos”.

Referencias

Shell. R. Negociar con ventaja. Antoni Bosch editor. 2005.

Cronología de los diálogos con las Farc-Ep. En: http://www.humanas.org.co/pagina.php?p_a=82

La nueva estrategia contra las Farc. Revista Semana.2012. En: http://www.semana.com/nacion/articulo/la-nueva-estrategia-contra-farc/253985-3

Villamarín. L. Plan Estratégico de las Farc, milicias bolivarianas y estratagema de la paz. 2012. En: http://www.luisvillamarin.com/defensa-nacional-y-seguridad-nacional/708-plan-estrategico-de-las-farc-milicias-bolivarianas-y-estratagema-de-la-paz.html

Melo, O. Resumen del acuerdo de paz. Revista de economía institucional Universidad Externado. Vol. 18 No 35. Pg. 319-317. 2016.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2332. Quien la hace, ¡la paga!

2377. Los Bula, los Moreno y el riesgo moral

2425. Las señales en la previa a las negociaciones de paz

Guerra y paz

2429

Luis Roberto Rangel

¿Porque el hombre va a la guerra? Esto parecería irracional, pero la racionalidad es solo la conducta de una persona que actúa en función de lo mejor para sus intereses dada su información, por lo que a veces es contra intuitivo lo que uno pudiera hacer de forma común y habitual. Por ejemplo, para prevenir la guerra, ¿se desarmaría? no, no habría que, habría que invertir más en la guerra como hicieron en la guerra fría Usa y Urs con bombarderos volando las 24 horas del día 365 días al año transportando bombas nucleares. Así la guerra se mantuvo fría.

El desarme hubiera llevado a la guerra, en los juegos repetidos se encuentran claves para entender el fenómeno de la guerra, bien como fenómeno y no como sucesos aislados en la historia pues este ha sido el fenómeno más constante en la historia de la humanidad. Pero no la teoría de juegos desde el paradigma del egoísmo inherente al humano que expresaba la economía neoclásica, sino explicando por medio de la teoría de juegos repetidos fenómenos como la cooperación, la confianza, el altruismo, aparentemente irracionales. No quiere decir que por hablar de racionales en tanto que optimizan las utilidades quiera decir que son conscientes, no. A lo largo de milenios se han desarrollado normas de conducta que son satisfactorias y subyacen allí los resultados óptimos u optimización, esta fuente de la optimización puede ser biológica encontrada en los genes, o puede ser social, la hallada en los memes. La evolución sea genética o memética lleva el equilibrio  implícito.

Jorge Price y Jhon Maynard Smith se dieron cuenta que el equilibrio estratégico y el equilibrio poblacional venían definidos por las mismas ecuaciones. Esto es que la evolución lleva al equilibrio estratégico y este en juegos repetidos explica fenómenos como el altruismo, la cooperación, la confianza, la lealtad, la venganza, la amenaza, etc. El equilibrio estratégico es cuando su juego es óptimo mutuamente a partir de que cada uno tiene conocimiento de las acciones y planes de los otros. La repetición hace posible la cooperación, y cooperativo es un resultado en el juego siempre y cuando ningún jugador pueda garantizar un mejor resultado para sí mismo. En general un resultado cooperativo  no está en equilibrio sino que es producto de un acuerdo, por lo que en el dilema del prisionero un resultado cooperativo sería que ninguno de los dos confesara.

Volviendo al asunto de la guerra y contando con lo anterior, se evidencia que el estudio de la guerra caso a caso no ha permitido explicar, al igual que en la sociología y la biología, los resultados cooperativos. Aquí es donde los juegos repetidos permiten establecer ciertas conclusiones, al igual que en todas las situaciones interactivas. Es en este marco donde comportamientos como el altruismo que no tienen explicación dentro de los paradigmas maximizadores de la utilidad “egoístas” de la teoría de juegos y la economía neoclásica.

Hay un juego H con dos jugadores, Rowenna y Collin. Ella debe decidir si ambos cobran la misma cantidad (10) o si ella cobrará diez veces más y él diez veces menos. Simultáneamente Collin tendrá que decidir si lleva a cabo un castigo o no lo hace. Este castigo causara daño a los dos y obtendrán un resultado de cero para ambos sin importar lo decidido por Rowenna.

2429

El resultado cooperativo será (E,A) ya que ningún jugador puede garantizar más para sí mismo. Pero igual que el dilema del prisionero no es equilibrio. A estos resultados solo se puede llegar por medio de un acuerdo o contrato donde puedan ser cumplidos a cabalidad. Si H se juega una única vez Rowenna irá por G y Collin consentirá con A, pues estas estrategias son dominantes aunque a Collin no le guste. Es porque G.A es el único equilibrio.

Un reforzamiento de la repetición en los juegos, en H ∞, el superjuego hace posible la cooperación. Collin puede castigar a Rowenna después de cada juego si ella actúa con avaricia, es decir, si ella opta por Injusticia (G) a su favor, Collin siempre le castigara a continuación optando por (P). Así pues podemos afirmar que en  H ∞ existe un equilibrio en el sentido de Nash, en  donde la estrategia de Rowenna es siempre optar por E, y la de Collin será optar por A siempre que Rowenna elija (E), y seleccionar (P) si Rowenna escoge (G). Es la amenaza de castigo la que mantiene este equilibrio, o DMA, destrucción mutua asegurada, el lema de la guerra fría. Aquí otra fuente del equilibrio es la tasa de descuento que no debe ser muy elevada, y debe ser menor al 10% pues de lo contrario el castigo eterno tendría que valer menos que la ganancia de Rowenna actuando con avaricia. Esto es que Rowenna no debe estar muy ansiosa por los resultados inmediatos para lograr un resultado cooperativo.

Y lo paradójico se muestra nuevamente imponente, en la ciencia, en los juegos y en la vida: “Si quieres la paz ahora mismo, es posible que nunca la consigas, sin embargo, si tiene tiempo, si puedes esperar, este hecho cambia toda la situación, entonces es posible que logres la paz ahora”.

Las estrategias que logran la cooperación en un equilibrio de superjuego incluyen castigos en las fases posteriores si no hay cooperación en la fase actual. Por otro lado si las tasas de descuento son muy elevadas los jugadores están más interesados en el presente que en el futuro; por lo que la ganancia que se puede extraer ahora es posible que compense con creces las perdidas posteriores, esto da lugar a que la amenaza de represalias futuras pierda importancia, y no se alcance el resultado cooperativo.

Esto es la manifestación de un principio mucho más general, el Teorema popular, definido así: Los resultados cooperativos de G coinciden con los resultados de equilibrio de su superjuego G ∞, pero funciona si la tasa de descuento de todos los agentes es baja y no deben estar muy interesados en el presente si se le compara con el futuro.

Si Collin no castiga a Rowenna entonces ella debe castigar a Collin optando por G por el hecho de no hacerlo cuando pudo. El proceso continúa, cualquier jugador que no lleva a cabo el castigo prescrito sufre el castigo del otro jugador por el hecho de no hacerlo. Un policía lo detiene por exceso de velocidad, no le ofrece un soborno porque usted teme que lo acuse al ofrecérselo, ahora la causa de que el no acepte el soborno es que teme que usted lo acuse por aceptarlo, y esto lo haría porque si no lo hace él lo acusaría por no acusarlo, y así sucesivamente.

La sociedad entera se mantiene sobre estas lógicas que poco a poco, en hora buena, se constituyen como ciencia. Las naciones deben seguir en el intento de entender la guerra para no luchar.

Nota: Esta Columna es un resumen de las ideas expuestas por R. Aumann en: Aumann, R. (2006). Guerra y Paz. Revista Asturiana de Economía36, 193–204.

Enlace Ilustrativo: https://www.youtube.com/watch?v=aGNmeDTJmic “A lo más correcto, uno no sabe dónde le apuntan”

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2332. Quien la hace, ¡la paga!

2377. Los Bula, los Moreno y el riesgo moral

2425. Las señales en la previa a las negociaciones de paz

La teoría en el tiempo. De la lógica a la teoría de juegos

2426

Luis Roberto Rangel

Ya en el tiempo en el que el hombre daba sus primeros pasos sobre el planeta dependía de su habilidad para decidirse por la actuación más apropiada para alcanzar sus fines, ya fuera cazar un jabalí, tomar la medicina correcta, escoger una hembra o saquear la aldea contigua. Dejando a un lado el dilema de la voluntad, las decisiones que toma el ser vivo definen si vive o muere, por lo que para el hombre con su inteligencia progresiva pronto esto se convirtió en un problema y de allí en área de estudio. Buscando en las estrellas y en la naturaleza el hombre creyó encontrar métodos para tomar decisiones con fórmulas, ritos, procesos que pretendían dar con la decisión correcta se inscriben en la historia de la humanidad y contienen en su seno todo avance hecho por ella en lo que a conocimiento se refiere.

Cuando el hombre pudo establecer ciertas leyes inmanentes a las cosas en la naturaleza, pudo también usar estas leyes para tomar decisiones y claro está, transformar el mundo. En lo que observó en la naturaleza había un atributo omnipresente, el de la causalidad universal, que pronto pudo abstraer en su pensamiento y comenzar por allí a sentar las bases de la lógica. Una lógica primitiva se tomó los pensamientos del hombre, una lógica esencial que se sustentó en las relaciones de consecuencia entre ideas se convirtió en la mejor herramienta de la que podía disponer este bípedo pensante para transformar el mundo a su acomodo.

La lógica surgió de la necesidad en los albores de la humanidad, nos encontramos con ella en la antigua China e India, aunque, hay que anotarlo, más influyente fue lo que provenía de Grecia donde los peripatéticos y los estoicos ya la nombraban como teoría de la argumentación regida por el principio de representar adecuadamente la realidad, conservando su esencia en las relaciones de consecuencia y correspondencia con la realidad, y que se daba, en el caso griego, en el marco del lenguaje. Dicho sea de paso, que se debate por la existencia en la historia de múltiples lógicas, sin embargo, todas comparten la posibilidad de ser un sistema lógico pues contienen un conjunto de símbolos, un conjunto de reglas de formación (gramática), un conjunto de reglas de inferencia, y por ultimo una interpretación; de lo cual la matemática es un ejemplo perfecto. Con esto se quiere concretar el concepto de lógica hacia su abstracción fundamental, que permitirá comprender la íntima y sucesiva relación entre lo que podría ser la lógica primitiva y la lógica matemática.

Con el paso del tiempo esta nueva área cambió y es en el siglo XV y XVI donde podemos hablar de la transformación más dramática de la lógica, pues desde las mentes de científicos como Leibniz y Descartes se avizoraron las posibilidades de esta ciencia y se desarrolló hacia el descubrimiento del mundo. Leibniz, apenas con 19 años, y conforme su intención de ahondar en lo contingente ya planteaba lo que llamaba grados de probabilidad, tema que trato toda su vida y que era para él una noción fundamentalmente epistemológica [1].  La semilla del lenguaje binario (y de la lógica binaria) yace en la obra De conditionibus escrita por Leibniz en 1664, se encuentra en el intento del autor por representar la necesariedad y la imposibilidad con el uno y el cero respectivamente con toda probabilidad en su intervalo. El análisis de los juegos, y especialmente de los juegos de azar ocupaban las mentes más prodigiosas del momento como las de Pascal y Leibniz participando de lo que se conocería como teoría de probabilidad, esta no era más para Leibniz que una lógica de los sucesos contingentes [2]. De la relación entre lógica, juegos y racionalidad para Leibniz escribe Charles de Mora [3]:

“La probabilidad permite pues alcanzar la verdad. Constituye una justificación de la acción y muestra también que en todo acto de voluntad hay necesariamente una apuesta que, ante la imposibilidad de lograr una verdad perfecta, marca al menos la racionalidad de la acción. El interés de Leibniz por los juegos iba más allá de la teoría de la probabilidad. Sus aplicaciones al Arte de Inventar y por lo tanto a la construcción de la Característica Universal le parecían del mayor interés. Pensaba además que los hombres nunca mostraban mayor ingenio que en sus diversiones y que incluso los juegos infantiles podían atraer la atención de los más grandes matemáticos. Deseaba tener un tratado sistemático sobre juegos. Así consideraba que se llevaría a la perfección el arte de inventar o incluso el arte de las artes, el arte de pensar”.

Leibniz dejó manifiesto que un tratado sobre los juegos en relación a la probabilidad era posible y que no solamente serviría a matemáticos y ludópatas, sino que tendría aplicaciones a todo ámbito humano, a toda actividad humana. La teoría de juegos encuentra aquí el principio de su historia, no como datos consolidados sino como horizonte posible y necesario.

Transcurriendo el año 1713 james Waldegrave demuestra matemáticamente un modelo de juego (a partir de ahora se entenderá juego como “situaciones -juegos de «estrategia», en contraste con los de habilidad o de puro azar- en las que la mejor línea de acción a seguir por cada participante depende de lo que espera que hagan los demás” [4]) para dos participantes, y no es sino hasta 1813 que se publica una solución teórica al caso de dos jugadores con el trabajo de Antoine Cournot. Ya para estas fechas la lógica aplicada a la resolución de modelos de juego por vía matemática estaba restringida a la teoría económica hasta que el economista y estadista irlandés Francis Ysidro Edgeworth (1845-1926) partió de una modificación del modelo de Cournot para redefinir las funciones de equilibrio en Duopolios, pero extendió las aplicaciones de lo ya desarrollado en econometría al análisis de fenómenos psicológicos y sociales constituyéndose su obra, según Villalón y Caraballo [5], en la más relevante sobre teoría de juegos en el siglo XIX. Este direccionamiento parcial a la economía definiría la historia de la teoría de juegos, que por demás aún no se conocía como tal, y haría esperar sus aplicaciones concretas en otras disciplinas como la biología hasta décadas después.

En el año de 1930 Frederik Zeuthen público su trabajo Problems of monopoly and economic Warfare considerándose como uno de los trabajos más importantes del tema, pero que dista aun de contener la importancia que contiene el libro “Theory of games and economic behavior” de John Von Neumann y Oskar Morgenstern, de la que se ha dicho que:

“Fue el primer tratamiento riguroso y exhaustivo del concepto de juego, estrategia y resolución del mismo, así como sobre la forma de representar las preferencias de los jugadores. Además, no solo estudiaron los juegos en los que los intereses de los jugadores son completamente contrapuestos (los denominados juegos no cooperativos de suma cero), sino que consideraron también aquellos juegos en los que la ganancia de un jugador no necesariamente significa pérdidas para el otro (y que se corresponden con los juegos cooperativos de suma nula con recompensa transferible)” [6]

El trabajo de Neumann y Morgerstern fue publicado en 1944 como punto de inflexión que nombraría formalmente a partir de allí a la teoría de juegos y sentaría las bases formales de una disciplina joven y ambiciosa.

Referencias:

SCHELLING, Thomas. La estrategia del conflicto. Traducción de Adolfo Martin. Madrid: Editorial Tecnos. 1964.

VILLALÓN, Tenorio y CARABALLO, Martin. Un paseo por la historia de la teoría de juegos. En: Boletín de Matemáticas. 2015. Vol 22, p. 82

DE MORA, Charles. Leibniz y los dos problemas de Mere. En: LLULL. 1993. Vol. 16, p. 242

Notas

[1] MORA, Charles. Leibniz y los dos problemas de Mere. En: LLULL. 1993. Vol. 16, p. 242

[2] Ibíd., p.243

[3] Ibíd., p.244

[4] SCHELLING, Thomas. La estrategia del conflicto. Traducción de Adolfo Martin. Madrid: Editorial Tecnos. 1964. p. 22.

[5] VILLALÓN, Tenorio y CARABALLO, Martin. Un paseo por la historia de la teoría de juegos. En: Boletín de Matemáticas. 2015. Vol 22, p. 82

[6] Ibíd., p. 79
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2332. Quien la hace, ¡la paga!

2377. Los Bula, los Moreno y el riesgo moral

2425. Las señales en la previa a las negociaciones de paz

Columnas Teoría de juegos

2422

1. Racionalidad limitada y contratación imperfecta

2. Elección racional y comportamiento guiado por reglas

3. ¿Qué es el compromiso racional?

4. Experimentos en economía

5. Diseño de mecanismos

7. ¿Qué rige el equilibrio entre la cooperación y el enfrentamiento?

8. Teoría de contratos

9. Organizaciones, aprendizaje y cambio institucional

10. Racionalidad: ¿Ser o no ser?

11. Instituciones: Limitaciones formales e informales

12. Más allá del egoísmo

13. Limitaciones cognitivas y conducta del consumidor

14. Clases de reglas

15. Reglas heurísticas

16. Jugadas estratégicas

17. Compromisos creíbles

18. Religión: una aproximación desde la economía

19. ¿Qué es una organización?

20. Instituciones: Reglas y organizaciones

21. En busca de la eficiencia

23. Coordinación y motivación

25. El análisis de costos de transacción

27. Límites del enfoque de los costos de transacción

29. El enfoque de los costos de transacción frente a puntos de vista alternativos

31. La construcción de modelos de la motivación y el comportamiento humano

33. Si queremos la paz, debemos estudiar la guerra

35. Efectos de la contratación incompleta

37. Información privada y oportunismo precontractual

39. Costos de negociación

42. Señales, criba y autoselección

44. El concepto de propiedad

46. La relación del control con los rendimientos residuales

48. Reconsideración del teorema de Coase

50. La tragedia de los bienes comunes

52. Costos de negociación y limitaciones del teorema de Coase

61. El poder de negociación de las amenazas

69. Consideraciones generales sobre regulación económica

70. Orientaciones para la acción reguladora

71. Selección del concesionario correcto y entrega de incentivos adecuados

72. Racionalidad y conflicto

73. Negociación

74. Racionalidad, conflicto y amenazas

75. ¿Por qué se habla de decisiones sociales?

76. ¿Cómo sabemos lo que sabemos sobre las emociones?

77. Derechos de propiedad y costos de transacción

78. Los límites de la racionalidad institucional

79. El fortalecimiento de la racionalidad institucional

80. La base de información pública

81. Conocimiento de las instituciones políticas

83. Los costos de transacción y la asignación eficiente de los derechos de propiedad

85. ¿Qué emociones hay?

86. ¿Qué son las emociones?

87. El concepto de cultura

89. Cultura y emoción

90. Elección racional

107. El lado oscuro de la fuerza

110. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre?

111. Fuentes de conflicto

112. La tecnología del conflicto

113. Modelando el conflicto y su resultado

114. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre? Segunda parte

115. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre? Tercera parte

116. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre? Cuarta parte

117. Derechos de propiedad y organización económica

118. Elementos para pensar en el diseño de contratos

119. Competencias y costes de las organizaciones alternativas

120. ¿La regla es negociar y transgredir las reglas?

122. Conceptos básicos en gestión de recursos humanos

123. Las funciones de los profesores de la UIS

124. La remuneración de los profesores

125. La evaluación del desempeño docente

126. Especificidad del activo y el problema de la retención

129. Dos formas de racionalidad

133. Mensajes, credibilidad y viabilidad del compromiso

134. Literatura experimental sobre mensajes y compromiso

136. Aportes de Veblen al análisis económico

137. Instituciones sociales

138. Normas sociales

139. Amenazas

140. Sobre negociación y comunicación

141. El juego de halcón y paloma con información perfecta

142. Líneas generales de la tesis

143. El juego del conflicto gradual

144. ¿Qué relación existe entre los dos conceptos de orden racional?

145. Verificabilidad de la estrategia: teoría y comportamiento

147. Elaboración de un artículo publicable

148. Las leyes del intercambio social

149. Procedimientos experimentales

150. La propiedad de activos complejos

151. Infraestructura vial en Colombia

152. Marco regulatorio de las concesiones viales

153. La economía como una disciplina experimental

154. Entornos económicos controlados

155. Diseño experimental

156. Consejos prácticos

157. Sujetos humanos

158. ¿Qué intereses son los que cuentan?

176. Experimentos en el aula

177. El problema de las recompensas

178. Las instrucciones

179. Análisis de datos

183. Microeconomía

184. El concepto de riesgo moral

185. Empleo: contratos, retribuciones y carreras

204. Innovación docente

207. Inferencia estadística: los preliminares

208. La empresa y el mercado

209. ¿Qué es el mercado?

210. Análisis económico de la Ley

211. Muestras buenas y malas

212. Las instituciones informales

213. Limitaciones formales

214. El cambio institucional

215. Estabilidad y cambio institucional

216. La teoría económica y la historia económica

219. Exámenes de teoría de juegos

220. La era de la información

221. La revolución tecnológica de la información

222. Economía informacional-global

223. Productividad y competitividad

224. La empresa red

225. La transformación del trabajo

226. La estructura industrial de la era de la información

228. La revolución tecnológica de la información

229. Por los caminos de Silicon Valley

230. Justicia local

231. La naturaleza del conocimiento

232. El orden espontáneo

233. La importancia de las normas

234. Las instituciones

235. Critica a la planeación central y la intervención

237. Deuda, títulos de propiedad y quiebra

238. Economía de la religión

240. El control del riesgo moral

261. Cuándo y cómo regular los servicios de utilidad pública

265. Contratos de incentivos explícitos

266. Limitaciones de la nueva economía institucional

267. El viejo institucionalismo

269. Hágalo usted mismo: Cambios de propiedad y rediseños organizativos

270. Desempeño económico

272. Contratos de acceso a los recursos genéticos

303. Teoría del compromiso

305. ¿Qué hemos aprendido del juego del ultimátum?

319. La separación de la propiedad y del control

321. Los problemas particulares en las áreas administrativas

353. No vuelvo a escribir una columna más

Columnas Luis Alejandro Palacio García

2418

1. Racionalidad limitada y contratación imperfecta

2. Elección racional y comportamiento guiado por reglas

3. ¿Qué es el compromiso racional?

4. Experimentos en economía

5. Diseño de mecanismos

7. ¿Qué rige el equilibrio entre la cooperación y el enfrentamiento?

8. Teoría de contratos

9. Organizaciones, aprendizaje y cambio institucional

10. Racionalidad: ¿Ser o no ser?

11. Instituciones: Limitaciones formales e informales

12. Más allá del egoísmo

13. Limitaciones cognitivas y conducta del consumidor

14. Clases de reglas

15. Reglas heurísticas

16. Jugadas estratégicas

17. Compromisos creíbles

18. Religión: una aproximación desde la economía

19. ¿Qué es una organización?

20. Instituciones: Reglas y organizaciones

21. En busca de la eficiencia

23. Coordinación y motivación

25. El análisis de costos de transacción

27. Límites del enfoque de los costos de transacción

29. El enfoque de los costos de transacción frente a puntos de vista alternativos

31. La construcción de modelos de la motivación y el comportamiento humano

33. Si queremos la paz, debemos estudiar la guerra

35. Efectos de la contratación incompleta

37. Información privada y oportunismo precontractual

39. Costos de negociación

42. Señales, criba y autoselección

44. El concepto de propiedad

46. La relación del control con los rendimientos residuales

48. Reconsideración del teorema de Coase

50. La tragedia de los bienes comunes

52. Costos de negociación y limitaciones del teorema de Coase

61. El poder de negociación de las amenazas

69. Consideraciones generales sobre regulación económica

70. Orientaciones para la acción reguladora

71. Selección del concesionario correcto y entrega de incentivos adecuados

72. Racionalidad y conflicto

73. Negociación

74. Racionalidad, conflicto y amenazas

75. ¿Por qué se habla de decisiones sociales?

76. ¿Cómo sabemos lo que sabemos sobre las emociones?

77. Derechos de propiedad y costos de transacción

78. Los límites de la racionalidad institucional

79. El fortalecimiento de la racionalidad institucional

80. La base de información pública

81. Conocimiento de las instituciones políticas

83. Los costos de transacción y la asignación eficiente de los derechos de propiedad

85. ¿Qué emociones hay?

86. ¿Qué son las emociones?

87. El concepto de cultura

89. Cultura y emoción

90. Elección racional

107. El lado oscuro de la fuerza

110. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre?

111. Fuentes de conflicto

112. La tecnología del conflicto

113. Modelando el conflicto y su resultado

114. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre? Segunda parte

115. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre? Tercera parte

116. ¿Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre? Cuarta parte

117. Derechos de propiedad y organización económica

118. Elementos para pensar en el diseño de contratos

119. Competencias y costes de las organizaciones alternativas

120. ¿La regla es negociar y transgredir las reglas?

122. Conceptos básicos en gestión de recursos humanos

123. Las funciones de los profesores de la UIS

124. La remuneración de los profesores

125. La evaluación del desempeño docente

126. Especificidad del activo y el problema de la retención

129. Dos formas de racionalidad

133. Mensajes, credibilidad y viabilidad del compromiso

134. Literatura experimental sobre mensajes y compromiso

136. Aportes de Veblen al análisis económico

137. Instituciones sociales

138. Normas sociales

139. Amenazas

140. Sobre negociación y comunicación

141. El juego de halcón y paloma con información perfecta

142. Líneas generales de la tesis

143. El juego del conflicto gradual

144. ¿Qué relación existe entre los dos conceptos de orden racional?

145. Verificabilidad de la estrategia: teoría y comportamiento

147. Elaboración de un artículo publicable

148. Las leyes del intercambio social

149. Procedimientos experimentales

150. La propiedad de activos complejos

151. Infraestructura vial en Colombia

152. Marco regulatorio de las concesiones viales

153. La economía como una disciplina experimental

154. Entornos económicos controlados

155. Diseño experimental

156. Consejos prácticos

157. Sujetos humanos

158. ¿Qué intereses son los que cuentan?

176. Experimentos en el aula

177. El problema de las recompensas

178. Las instrucciones

179. Análisis de datos

183. Microeconomía

184. El concepto de riesgo moral

185. Empleo: contratos, retribuciones y carreras

204. Innovación docente

207. Inferencia estadística: los preliminares

208. La empresa y el mercado

209. ¿Qué es el mercado?

210. Análisis económico de la Ley

211. Muestras buenas y malas

212. Las instituciones informales

213. Limitaciones formales

214. El cambio institucional

215. Estabilidad y cambio institucional

216. La teoría económica y la historia económica

218. Exámenes de microeconomía I

219. Exámenes de teoría de juegos

220. La era de la información

221. La revolución tecnológica de la información

222. Economía informacional-global

223. Productividad y competitividad

224. La empresa red

225. La transformación del trabajo

226. La estructura industrial de la era de la información

228. La revolución tecnológica de la información

229. Por los caminos de Silicon Valley

230. Justicia local

231. La naturaleza del conocimiento

232. El orden espontáneo

233. La importancia de las normas

234. Las instituciones

235. Critica a la planeación central y la intervención

237. Deuda, títulos de propiedad y quiebra

238. Economía de la religión

240. El control del riesgo moral

261. Cuándo y cómo regular los servicios de utilidad pública

262. Áreas estratégicas de la Escuela de Economía UIS

265. Contratos de incentivos explícitos

266. Limitaciones de la nueva economía institucional

267. El viejo institucionalismo

269. Hágalo usted mismo: Cambios de propiedad y rediseños organizativos

270. Desempeño económico

272. Contratos de acceso a los recursos genéticos

303. Teoría del compromiso

305. ¿Qué hemos aprendido del juego del ultimátum?

318. Política TIC en la Facultad de Ciencias Humanas UIS

319. La separación de la propiedad y del control

320. Exámenes de microeconomía II

321. Los problemas particulares en las áreas administrativas

344. Presentación de textos cortos como estrategia pedagógica

345. Historias de viaje. Capítulo 1: Érase una vez

346. Historias de viaje. Capítulo 2: Un nuevo hogar

351. Historias de viaje. Capítulo 3: El problema es de hambre

352. Historias de viaje. Capítulo 4: La alimentación ya no es un placer, es todo un reto

353. No vuelvo a escribir una columna más

354. Luis Alejandro Palacio García

Señales: Instrucciones mensajes vinculantes

2406

Agosto 31 de 2017

Luis Alejandro Palacio García

Ismael Estrada Cañas

Bryan Snehider Díaz

Resumen: Los juegos de negociación son un ejercicio pedagógico que aumenta el interés de los estudiantes en la teoría económica, utilizando como metodología la economía experimental. Este trabajo tiene como objetivo diseñar y validar un protocolo experimental que permita analizar, entender y discutir hasta qué punto los bienes de buena calidad pueden ser expulsados del mercado cuando los vendedores no logran transmitir de forma creíble su información privada. Las preguntas de investigación son: ¿Los vendedores están dispuestos a invertir recursos para comunicar la calidad del bien a transar? ¿El mecanismo de señales permite solucionar el problema de selección adversa? Se espera que en ausencia de compromiso los participantes tengan incentivos a mentir, lo que lleva al colapso del mercado. En cambio, cuando se puede invertir recursos para comunicar la verdadera calidad, las señales vinculantes ayudan a alcanzar un equilibrio socialmente deseable.

El juego: Existen dos tipos de jugadores: Comprador y vendedor. El vendedor le ofrecerá al comprador un producto que puede ser de diferentes calidades, ordenadas desde la menor calidad (1) hasta la mejor calidad (5). El costo de producción del vendedor y el valor que le da el comprador al bien dependen de la calidad, como se puede ver en la tabla.

Calidad 1 2 3 4 5
Costo 100 200 300 400 500
Valor 500 1000 1500 2000 2500

El vendedor deberá realizar una propuesta al comprador. Para esto determinará la calidad del producto y fijará un precio de venta considerando los costos de producción que aparecen en la tabla. Adicionalmente debe enviar un mensaje al comprador sobre la calidad del bien, que puede coincidir o no con la calidad efectivamente seleccionada.

Por su parte, el comprador observará el precio propuesto por el vendedor, pero no observará la calidad real. Solo observará el mensaje enviado por el vendedor. Con base en el valor y el precio, decidirá si desea o no comprar el bien.

Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Si el comprador decide comprar, los puntos del vendedor se calcularán como el precio menos el costo. Los puntos del comprador se calcularán como el valor menos el precio. Si el comprador decide no comprar, los dos participantes obtendrán cero puntos.

Señales: El vendedor decide si quiere invertir 500 puntos para que el comprador esté seguro que la calidad ofrecida es cierta.

Instrucciones

Bienvenid@s

Usted está participando en un estudio sobre toma de decisiones económicas. Por favor lea las instrucciones cuidadosamente porque en ellas se le explicará la forma de ganar puntos en el juego.

El objetivo de cada participante es ganar la mayor cantidad de puntos, que dependen tanto de sus decisiones como de las decisiones de los demás participantes. En este sentido no considere que existen respuestas incorrectas ni piense que esperamos un comportamiento concreto de su parte. Usted es libre de tomar sus decisiones.

Cualquier comunicación entre usted y los demás participantes se llevará a cabo a través de los computadores. Por favor no hable ni se comunique con los demás participantes de ninguna otra manera. Si usted tiene alguna pregunta, por favor levante su mano y uno de nosotros le ayudará.

Su participación en el estudio es anónima. Esto quiere decir que su identidad no le será revelada a los demás, ni tampoco la identidad de los demás le será revelada a usted. Para asegurar el anonimato y la confidencialidad se ha asignado un código al azar (etiqueta amarilla).

Etapas del juego

El estudio constará de 20 periodos: 10 periodos iniciales y 10 periodos finales. Los participantes serán emparejados al azar al inicio de cada periodo con alguien que se encuentra dentro de la sala. Por consiguiente, la probabilidad de jugar varias veces con la misma persona es muy baja.

En el estudio existen dos tipos de jugadores: Vendedores y Compradores. Al inicio de cada periodo se informará si usted juega como vendedor o como comprador. El computador asignará al azar estos roles.

El juego consta de dos etapas:

Etapa 1: Decisiones.

Etapa 2: Ganancias.

Etapa 1: Decisiones

Calidad 1 2 3 4 5
Costo 100 200 300 400 500
Valor 500 1000 1500 2000 2500

El vendedor le ofrecerá al comprador un producto que puede ser de diferentes calidades, ordenadas desde la menor calidad (1) hasta la mejor calidad (5). El costo de producción del vendedor y el valor que le da el comprador al bien dependen de la calidad, como se puede ver en la tabla.

En esta etapa el vendedor deberá realizar una propuesta al comprador. Para esto determinará la calidad del producto y fijará un precio de venta considerando los costos de producción que aparecen en la tabla. Adicionalmente debe enviar un mensaje al comprador sobre la calidad del bien, que puede coincidir o no con la calidad efectivamente seleccionada. Si el vendedor desea que el comprador esté seguro de la calidad, puede invertir 500 puntos.

Por su parte, el comprador observará el precio propuesto por el vendedor, pero no observará la calidad. Solo observará el mensaje enviado por el vendedor. Si el vendedor invierte los 500 puntos, el comprador puede estar seguro de la calidad. Con base en el valor y el precio, decidirá si desea o no comprar el bien.

Etapa 2: Ganancias

Las ganancias del periodo se calcularán de la siguiente manera:

Si el comprador decide comprar, los puntos del vendedor se calcularán como el Precio menos el Costo, y menos 500, siempre que decida enviar el mensaje seguro. Los puntos del comprador se calcularán como el Valor menos el Precio.

Si el comprador decide no comprar, los dos participantes obtendrán cero puntos.

Ejemplos

Para asegurar que usted comprendió las instrucciones, antes de tomar alguna decisión debe completar los siguientes ejemplos.

Ejemplo 1. Suponga que el vendedor decide ofrecer un producto de calidad 3 a un precio de 800. El Comprador, por su parte, decide comprar. Con esta información llena los siguientes datos:

Ganancia del vendedor: [500]

Ganancia del comprador: [700]

Ejemplo 2. Suponga que el vendedor decide ofrecer un producto de calidad 2 a un precio de 500. El Comprador, por su parte, decide no comprar. Con esta información llena los siguientes datos:

Ganancia del Vendedor: [0]

Ganancia del Comprador: [0]

Preguntas

El siguiente cuestionario le permitirá ver qué tan bien ha comprendido las instrucciones del estudio. Indique si las afirmaciones son correctas (marcando “si”) o incorrectas (marcando “no”)

Hay un solo vendedor en cada pareja. [si]

Los puntos que usted obtenga dependerán solo de sus decisiones. [no]

Durante el estudio su pareja será reasignada al azar en cada periodo. [si]

Siempre los puntos del vendedor serán el Precio menos el Costo y los del comprador serán el Valor menos el Precio. [no]

Periodos finales

Vamos a hacer 10 periodos adicionales, que en términos generales son iguales a los anteriores. La única diferencia es que el vendedor no podrá asegurarle al comprador que la calidad ofrecida es cierta.

Etapa 1: Decisiones

Usted es el vendedor.

Debe decidir la calidad del producto:

Debe decidir el mensaje sobre la calidad del producto:

Debe decidir el precio de venta:

Si la calidad del producto coincide con el mensaje: ¿Desea invertir 500 puntos para que el comprador esté seguro de la calidad ofrecida? En caso que no coincida simplemente responda no. (si/no)

Usted es el comprador.

Mensaje: El vendedor está ofreciendo un producto de calidad C. (Cuando la respuesta arriba fue no)

Mensaje: El vendedor le asegura que está ofreciendo un producto de calidad C. (Cuando la respuesta arriba fue si)

El precio de venta es P.

¿Desea comprar el bien? (si/no)

Etapa 2: Ganancias

Usted es el vendedor.

La calidad del producto es:

El precio de venta es:

“Se” “No se” realizó la transacción.

Su ganancia en este periodo es:

Usted es el comprador.

La calidad del producto es:

El precio de venta es:

“Se” “No se” realizó la transacción.

Su ganancia en este periodo es:

Ganancias totales

El estudio ha terminado.

Sus puntos acumulados son:
logo-emar-lab
¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2391. Inversión: Instrucciones línea base

2395. Mercados prohibidos. Instrucciones línea base

2397. Confianza: Instrucciones línea base