¿Por qué vale la pena aprender a razonar estratégicamente? El caso de Eddard Stark

2505

Bryan Snehider Díaz

Si algo he aprendido sobre el poder es que lo que mantiene a un hombre en la cumbre no es solo miedo o fuerza, ni amor o compasión. Se necesita de ambas de caras de la moneda para gobernar sensatamente. En palabras de Twynn Lannister: Cuando tus adversarios se levanten contra ti debes ser inmisericorde y responder con hierro y acero, pero cuando se arrodillen ante ti debes ayudarles a levantarse, o de lo contrario nadie volverá a arrodillarse ante ti. Entender cómo obtener y atesorar algo tan abstracto como el poder es una pregunta tan interesante que muchas disciplinas le han dedicado ríos de tinta, de modo que para hacer un ejercicio de reflexión interesante me gustaría dedicar la siguientes palabras a estudiar un poco los errores y aciertos de la casa de Stark en Juego de Tronos en términos estratégicos y valerme de esto para hacer patente la enorme importancia que tiene aprender a pensar estratégicamente.

Los Stark son una casa antigua, erigida sobre hielo, hueso y sangre. Eran temidos y respetados por ser una familia venerable que había logrado erigirse y gobernar con sabiduría y temple. Esta mezcla entre fuerza y compasión es lo que los convierte en un caso digno de ser estudiado. Resulta justo empezar estudiando el perfil y las motivaciones del patriarca de la familia durante los hechos canónicos narrados en la serie: Lord Eddard Stark, guardián en el norte. En pocas palabras podemos definir a Ned Stark como un sujeto de un carácter taciturno, segundo hijo de una familia numerosa, criado bajo el rigor y disciplina de la vida militar. Lord Eddard había sido preparado para ejercer el papel de segundo hermano ideal, obedecer a raja tabla y nunca cuestionarse la realidad que le rodeaba. Después de la muerte de su hermano, se podría decir que Ned Stark fue condenado a gobernar el norte.

A pesar de su relativa docilidad, lord Eddard lo hizo muy bien, el norte experimentó más de 20 años de paz. No solo fue respetado y temido, también fue amado por sus súbditos que le profesaban una veneración y lealtad más allá de toda lógica. Puestos a obedecer, un hombre arriesgará la vida por aquél líder en quien puede depositar ciegamente su confianza, porque por negras que sean las circunstancias siempre encontrará el modo de salir avante, y porque el subordinado sabe que el líder hará lo mejor por él, pero también por el grupo.

En el arte de la guerra, y el arte del buen gobierno, lord Eddard hizo una labor ejemplar. Sin lugar a dudas hablamos de un hombre que sabía obedecer pero también sabía gobernar. Eddard tenía un código de vida simple: honra a los dioses, ama a tu mujer y defiende a tu patria, y por contradictorio que parezca en las circunstancias adecuadas y en un ambiente libre de competitividad, le funcionó por más de veinte años.

Pero las circunstancias estaban destinadas a cambiar. La muerte de Jon Arryn obligó a lord Eddard a dejar el norte para dirigirse a la capital e inmiscuirse directamente en el mundo de la política. Si lo ponemos en términos de la vida real, ya no se trataba de liderar la empresa paterna donde uno conoce a todos los empleados y han creado un ambiente de confianza y camaradería, donde la vida y el trabajo se vuelven placenteros y eficientes. Ahora se trata de desplazarse a la capital para convertirse en congresista, en un ambiente donde hay tanto por ganar y por perder que la competitividad que llega a desatarse es mordáz y deja fuera de combate a todo aquel que no comprenda la naturaleza de aquello a lo que están jugando.

Lord Eddard carecía de las motivaciones, competencias y percepción necesaria para hacer parte de este nuevo contexto. Es básicamente como que a una persona la inviten a jugar ajedrez sin haberle explicado nunca las reglas; y sobre todo, sin que le encuentre sentido a ganar, pero que aun así se le obligue a jugar. Los errores estratégicos de Eddard Stark son básicamente dos y de ello podemos extraer un profundo aprendizaje. El primero, no ser capaz de razonar o intentar deducir lo que los demás desean, y en función de eso ajustar sus estrategias. Además Eddard esperaba que todos compartieran sus motivaciones.

Si nos ponemos a pensar en el conflicto que se desencadenó después, sin lugar a dudas para todos habría sido mejor que las personas se comportaran de manera general como lo hacía lord Eddard, y seguro esto era lo que él esperaba. Pero viendo los acontecimientos, ser una persona pacífica en un ambiente donde reina el caos y la competencia puede lograr incluso que las situaciones sean todavía más conflictivas de lo que podrían ser. El segundo error fue negarse a ajustar sus acciones a la nueva realidad, lo que tiene mucho sentido teniendo en cuenta que la mente humana tiende a buscar posiciones de relativa estabilidad, y creencias que nos brinden confort, que nos hagan sentir inteligentes, fuertes, y buenas personas.

Entender la existencia del poder nos lleva a aceptar que somos seres políticos debemos adoptar una postura. Podemos convertirnos en seres apáticos, fríos y calculadores que vayan por la vida destruyendo cuanto sea necesario. Es el tipo de postura que podría funcionar de manera limitada y al menos durante algún tiempo, pero como hemos observado atrás, uno no logra establecer una posición de poder realmente estable si no respeta en lo básico las reglas de juego y si no es capaz de crear relaciones de confianza y confort con las personas adecuadas. Por otro lado podríamos inclinarnos por establecer un código benigno de colaboración y cooperación que ponga la otra mejilla sin importar nada. Nos haría sentir buenas personas y en la situación adecuada hasta podría funcionar. Pero como vimos en el caso de lord Stark, si no comprendemos que portarnos bien con los demás no siempre implicará que los demás se porten bien con nosotros, podría llevarnos a perder la cabeza, y lo que es peor, ver sufrir todo aquello que nos es amado.

¿Qué deberíamos hacer? Como economista lo primero que puedo recomendar es que cada herramienta y solución posible debe analizarse según las circunstancias, aceptando que el mundo y la realidad puede ser cruenta y dolorosa en muchas ocasiones, y que existen personas que estarán dispuestas a doblegarnos si es lo que precisan para llegar donde desean. No idealizar la realidad es indispensable para transformarla. Lo segundo, debemos estar en capacidad de entender qué ideas motivan a los demás a actuar. Si aceptamos este hecho, no solo podremos interactuar y establecer relaciones de confianza e intercambio con los demás, sino que incluso podríamos liderarlos cuando las circunstancias sean las correctas. Debemos estar dispuesto a castigar con hierro o a premiar con amor según sea necesario, en eso se basa la coexistencia entre pares.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

Buscadores de rentas: Instrucciones subasta

Buscadores de rentas: Guía para el estudiante

Buscadores de rentas: ¿Te gustaría jugar?

 

Anuncios

Inversión: Una breve explicación

2504

Laura Milena Prada Medina

A lo largo de la historia, diversos mecanismos han sido empleados para informar al mercado sobre la conducta de un agente determinado. Desde el cepo y la picota en la América Colonial, o el Gam de los balleneros, siempre han existido procedimientos que buscan exhibir públicamente a quien viola las leyes comerciales. En la actualidad, con el desarrollo de los mercados en internet, los sistemas de reputación cobran cada vez más importancia como una herramienta que facilita las transacciones entre sujetos desconocidos. En ese sentido, la existencia de estos mecanismos y su mejora puede marcar la diferencia en la satisfacción de los clientes y el ingreso de las firmas que ya se han desplazada al mercado on-line.

En entornos de negociación, la preocupación por evitar una mala reputación que afecte futuras transacciones beneficiosas limita los incumplimientos y el oportunismo. En ese sentido, a través de la reputación se pueden alcanzar incluso los mismos resultados que se obtendrían con un compromiso real (Milgrom y Roberts, 1993). Según Smith, cuanto mayor sea el volumen de negocios, mayor será el incentivo para actuar honradamente a fin de proteger la valiosa reputación comercial. De allí que la reputación, definida como la opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo, facilite a su poseedor la consecución de acuerdos eficientes en sus actividades diarias.

¿Cómo afecta entonces la reputación las transacciones? Pues bien, la reputación juega dos roles distintos en las interacciones sociales. Por un lado, cumple un rol informacional, brindando datos sobre la conducta de un agente especifico. Esto hace que la incertidumbre en una interacción disminuya y las personas confíen más, pues pueden prever con mayor certeza el actuar del otro. El segundo rol de la reputación es su uso como sanción. Tener la posibilidad de calificar de manera negativa el comportamiento de un agente hace de la reputación un mecanismo ideal para castigar las conductas deshonestas. De allí que quien está siendo medido por la reputación actué de manera más confiable.

Ahora bien, aunque acá se han planteado las ventajas que proporcionan los sistemas de reputación, estos no están carentes de limitaciones como la existencia de un juego final. En ese sentido sería interesante discutir sobre la validez de la confiabilidad de la reputación y como su subjetividad puede generar señales incorrectas en el mercado. ¿Qué tan eficiente puede ser un sistema en el que la confianza está basada únicamente en la reputación? ¿Qué haría más confiable la reputación? Y finalmente, ¿Qué mecanismo podría remplazar la reputación en la construcción de la confianza? Por medio de una simulación en los computadores los invito a jugar para que puedan sacar sus propias conclusiones.

Inversión: Instrucciones

Se asignará una dotación inicial de 1000 puntos a cada participante. Usted debe decidir cuántos puntos de su dotación inicial invierte. En otras palabras, cada uno elegirá una cantidad de puntos entre 0 y 1000. Dado que están organizados por parejas, la rentabilidad depende de la cantidad invertida por los dos participantes. Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Los puntos de cada participante serán su dotación inicial de 1000 puntos, menos los puntos invertidos, más un factor de rentabilidad. Este factor se calcula como la multiplicación de las inversiones dividido en 500.

Reputación: Usted debe calificar a la pareja. Concretamente debe responder: ¿Qué tan satisfecho se siente con la decisión del otro participante? La respuesta estará en una escala de 1 a 5, donde 1 significa poco satisfecho y 5 muy satisfecho. Usted observará la calificación promedio de su pareja.

Referencias

Milgrom, P., & Roberts, J. (1993). Economía, organización y gestión de la empresa (p.729). Barcelona: Ariel Economía.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

Mercado de los limones: ¿Te gustaría jugar?

2503

Luis Alejandro Palacio García

Probablemente alguna vez en la vida hemos sido víctimas del famoso “tumbe”, y por supuesto se siente una enorme frustración y esa sensación de: “me vieron la cara de bobo”. Sin lugar a dudas es una extraña y horrible experiencia, y es aún más amarga cuando la pérdida es alta. Como bien se dice por ahí, desde la economía se puede analizar todo, y este caso no será la excepción, pues este tipo de situación se presenta por varias razones, entre ellas sobresalen los conceptos de asimetría de la información y de selección adversa.

Las asimetrías de información suceden cuando el conocimiento sobre un aspecto importante del bien a intercambiar solo lo tiene una de las partes. Por lo general el vendedor tiene un mayor conocimiento, y el comprador está en desventaja. En el caso del tumbe, es evidente que la parte menos informada es la que está expuesta al engaño porque desconoce que el producto que va adquirir es de mala calidad. Mientras que el vivaracho del vendedor solo piensa en su ganancia, aun sabiendo que lo que vende es de dudosa calidad (y aun así tienen el descaro de decir que son productos “buenísimos”).

¿Por qué puede suceder esto? Pensemos primero en la situación donde las dos partes están bien informadas. La decisión que debe tomar el comprador es aceptar o rechazar las propuestas del vendedor, y siempre aceptará aquellas propuestas que le sean beneficiosas. Si se puede verificar la calidad del producto antes de aceptar, el comprador no puede ser tumbado. Con esto en mente, piense ahora la mejor respuesta del vendedor. Se sabe que debe buscar la mayor diferencia entre el precio y el costo, y esto normalmente se consigue al ofrecer productos de buena calidad a un precio razonable. En resumen, cuando existe información simétrica se espera que los bienes transados mayoritariamente sean de buena calidad, por lo que es posible afirmar que el mercado llevaría a las partes a una asignación de recursos eficiente.

Por el contrario, pensemos en una pequeña diferencia, que el comprador solo pueda observar el precio, pero no esté informado sobre la calidad. ¿Esta variación en el juego cambiará el comportamiento de los participantes? Sin información la decisión del comprador es más compleja porque se enfrenta a una elección bajo incertidumbre. Para ilustrarlo, ahora el comprador debe ser cauto porque a precios altos puede obtener productos de buena calidad, pero también es probable que le vendan algo malo y termine pagando mucho más de lo que lo valora. Ese es el famoso tumbe.

Por desconfianza, el comprador no aceptará productos a precios altos, lo que lleva a que los vendedores de buena calidad prefieran retirar sus productos del mercado. Está lógica muestra que los bienes de buena calidad pueden ser expulsados del mercado. Los vendedores pueden anticipar que las propuestas con precios altos serán rechazadas por los compradores para protegerse de posibles engaños, obligándolos a bajar los precios. Pero, como existen bienes de diferentes calidades, el mecanismo sería una caída en cascada; es decir, es posible tener que los malos expulsen a los no tan malos, estos a su vez expulsen a los no tan buenos, los cuales expulsen a los buenos, y en tal secuencia de eventos terminarán solo transándose bienes de la peor calidad a precios muy bajos.

Este colapso del mercado se conoce como el problema de selección adversa. Una situación en la cual los compradores y los vendedores cuentan con información asimétrica respecto a las transacciones de mercado. Por lo tanto, las operaciones que se realicen podrían estar sesgadas a favor del agente que tenga mejor información. La selección adversa es un problema de oportunismo precontractual: aparece a causa de información privada que tiene el vendedor antes de realizar la transacción, cuando está sopesando los beneficios de la misma.

Un claro ejemplo de esta situación son los zapatos que se venden en los sanandresitos, donde hacen pasar los no originales como si lo fueran. Por lo tanto, si te vuelve a suceder el tumbe no te sientas mal (a menos que hayas perdido miles o millones de pesos, o tu casa o el carro, ahí si deberías sentirte muy mal). Por el contrario, siéntete parte de las estadísticas…y ¡buena suerte a la próxima!

Referencias

Akerlof, G. (1970). The Market for “lemons”: quality, uncertainty and the market mechanism. The Quarterly Journal of Economics, Volume 84, Issue (Aug., 1970), 488-500.

Holt, C., & Sherman, R. (1999). Classroom games: A market for lemons. Journal of Economic Perspectives, 13(1), 205–214.

Palacio, L., Saravia, I., & Vesga, M. (2017). Juegos en el salón de clase: El mercado de los limones. Revista de Economía Institucional, 19(36), 291–311.354

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

El mercado de los limones: Una breve explicación

2500

Luis Alejandro Palacio García

Transar, negociar y llegar a acuerdos hace parte de muchas situaciones cotidianas. Dentro de esta interacción, los individuos se enfrentan a fallos en la información que generan ineficiencias. En otras palabras, debido a las imperfecciones en la información, los agentes económicos intentarán tomar ventaja cuando están mejor informados, pero el resultado final es que muchas transacciones mutuamente beneficiosas no se llevarán a cabo. Esta idea fue originalmente expuesta por Akerlof (1970), haciendo célebre entre los economistas “el mercado de los limones” como un caso representativo del problema de la selección adversa. Este modelo es presentado en algunos cursos introductorios e intermedios de microeconomía, tales como organización industrial, regulación, teoría de la firma, análisis económico del derecho, teoría de juegos y economía experimental.

La existencia de bienes de diferentes grados plantea importantes e interesantes problemas para la teoría de los mercados. Por un lado, la interacción de diferencias en la calidad y la incertidumbre podrían explicar importantes instituciones del mercado laboral. Por otro lado, esto puede ayudar a entender por qué son difíciles los negocios en los países en desarrollo, dada por los determinantes de los costos económicos de la deshonestidad. Adicionalmente, la teoría incluye comentarios de la estructura de los mercados de dinero, en la noción de credibilidad, en la liquidez de los bienes durables, y en marcas de fábricas de bienes.

Hay muchos mercados en los cuales los compradores hacen uso de algunas estadísticas de mercado para calificar la calidad de las posibles compras. En este caso hay incentivos para que los vendedores ofrezcan mercancías de mala calidad, ya que los rendimientos de buena calidad son acumulados principalmente por todo el grupo cuyas estadísticas se ven afectadas y no a los vendedores individuales. Como resultado, hay una tendencia hacia la reducción en el promedio de la calidad de los bienes y también en el tamaño del mercado. Esto podría ser también percibido porque en estos mercados los retornos sociales y privados difieren, y por lo tanto, en algunos casos la intervención gubernamental puede incrementar el bienestar de todas las partes.

El mercado automotriz es usado como un ejercicio para ilustrar y desarrollar estos pensamientos. Hay que enfatizar que este mercado es elegido por su concreción y una facilidad en la comprensión más que por su importancia o realismo. El ejemplo de los carros usados captura la esencia del problema. De tanto en tanto uno escucha comentarios, ya sea de mención o sorpresa, sobre la amplia diferencia de precios entre carros nuevos y aquellos que acaban de salir de la sala de exposición. La justificación común para este fenómeno es la pura satisfacción de un carro propio “nuevo”.

Nosotros ofrecemos una explicación diferente. Suponga que hay solamente cuatro tipos de carros. Hay carros nuevos y carros usados. Hay carros buenos y carros malos (los segundos son conocidos en América como “limones”). Un carro nuevo puede ser un buen carro o un limón, y por supuesto esto aplica a los carros usados. Después de ser dueño de un carro especifico por un periodo de tiempo, el dueño del vehículo puede formar una nueva idea de la calidad de la máquina. Esto implica que existe una asimetría en la información disponible: para los vendedores el conocimiento sobre la calidad de un carro es mayor que el conocimiento que tienen los compradores.

Pero los carros buenos y malos deben ser vendidos al mismo precio, debido a que es imposible para un comprador saber la diferencia entre un carro bueno y uno malo. Es evidente que un carro usado no puede ser valorado igual que un carro nuevo. Si no tienen la misma valoración, podría ser claramente ventajoso negociar un limón al precio de un carro nuevo, y comprar otro automóvil nuevo, con una alta probabilidad de ser bueno. Entonces el dueño de una maquina buena deberá asegurarla. No solamente es cierto que él no recibirá el valor real de su carro, puede incluso no obtener el valor esperado de un nuevo vehículo.

Por lo tanto, la mayoría de carros negociados van a ser “limones”, y los buenos carros podrían no ser negociados en su mayoría. Los carros de mala calidad expulsan a los de mejor calidad porque son vendidos al mismo precio que los carros nuevos. Pero los carros malos se venden al mismo precio de los buenos ya que es imposible para los compradores notar la diferencia entre uno bueno y uno malo; solo el vendedor lo sabe.

En resumen, está lógica permite observar que los buenos carros pueden ser expulsados del mercado por los limones. Pero en los casos con bienes de diferentes grados, incluso las peores patologías pueden existir. Es decir, es posible tener que los malos expulsen a los no tan malos, estos a su vez expulsen a los no tan buenos, los cuales expulsen a los buenos, y en tal secuencia de eventos terminará no existiendo el mercado del todo. Por medio de una simulación en los computadores los invito a jugar para que puedan sacar sus propias conclusiones.

El mercado de los limones: Instrucciones

Existen dos tipos de jugadores: vendedores y compradores. El vendedor le ofrecerá al comprador un producto que puede ser de diferentes calidades, ordenadas desde la menor calidad (1) hasta la mejor calidad (5). El costo de producción del vendedor y el valor que le da el comprador al bien dependen de la calidad, como se puede ver en la tabla.

Calidad 1 2 3 4 5
Costo 100 200 300 400 500
Valor 200 400 600 800 1000

El vendedor deberá realizar una propuesta al comprador. Para esto determinará la calidad del producto y fijará un precio de venta. Por su parte, el comprador observará el precio y la calidad propuesta por el vendedor y decidirá si desea o no comprar el bien.

Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Si el comprador decide comprar, los puntos del vendedor se calcularán como el precio menos el costo. Los puntos del comprador se calcularán como el valor menos el precio. Si el comprador decide no comprar, los dos participantes obtendrán cero puntos.

Asimetría de información: La calidad elegida por el vendedor no será observada por el comprador.

Referencias

Akerlof, G. (1970). The Market for “lemons”: quality, uncertainty and the market mechanism. The Quarterly Journal of Economics, Volume 84, Issue (Aug., 1970), 488-500.

Holt, C., & Sherman, R. (1999). Classroom games: A market for lemons. Journal of Economic Perspectives, 13(1), 205–214.

Palacio, L., Saravia, I., & Vesga, M. (2017). Juegos en el salón de clase: El mercado de los limones. Revista de Economía Institucional, 19(36), 291–311.354
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

El mercado de los limones: Guía para el estudiante

2499

Luis Alejandro Palacio García

Resumen: Adaptando el protocolo propuesto por Holt & Sherman (1999), este juego permite analizar, entender y discutir hasta qué punto los bienes de buena calidad pueden ser expulsados del mercado por los bienes de calidad inferior (limones), generando una asignación de recursos ineficiente. Las preguntas de investigación son: ¿Los vendedores están dispuestos a ofrecer bienes de mala calidad a precios altos? ¿Se ofrecerán únicamente productos de mala calidad cuando el comprador no puede observarla? Se espera que los bienes de buena calidad sean expulsados del mercado por los “limones”. Los vendedores pueden anticipar que las propuestas con precios altos serán rechazadas por los compradores para protegerse de posibles engaños, obligándolos a bajar los precios. Pero, como existen bienes de diferentes calidades, el mecanismo sería una caída en cascada.

Conceptos claves: Selección adversa y colapso del mercado

Instrucciones: Existen dos tipos de jugadores: vendedores y compradores. El vendedor le ofrecerá al comprador un producto que puede ser de diferentes calidades, ordenadas desde la menor calidad (1) hasta la mejor calidad (5). El costo de producción del vendedor y el valor que le da el comprador al bien dependen de la calidad, como se puede ver en la tabla.

Calidad 1 2 3 4 5
Costo 100 200 300 400 500
Valor 200 400 600 800 1000

El vendedor deberá realizar una propuesta al comprador. Para esto determinará la calidad del producto y fijará un precio de venta. Por su parte, el comprador observará el precio y la calidad propuesta por el vendedor y decidirá si desea o no comprar el bien.

Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Si el comprador decide comprar, los puntos del vendedor se calcularán como el precio menos el costo. Los puntos del comprador se calcularán como el valor menos el precio. Si el comprador decide no comprar, los dos participantes obtendrán cero puntos.

Asimetría de información: La calidad elegida por el vendedor no será observada por el comprador.

Preguntas orientadoras: ¿Se transarán bienes de buena calidad cuando no existen asimetrías de información? ¿Los vendedores están dispuestos a ofrecer bienes de mala calidad a precios altos? ¿Se ofrecerán únicamente productos de mala calidad cuando el comprador no puede observarla? ¿El mercado deja de ser un mecanismo de asignación de recurso eficiente?

Dilema social.  ¿La tecnología potencia la información en materia de velocidad, cantidad y alcance de la misma? ¿Estar mejor informado otorga poder de negociación?  ¿Las personas mejor informadas pueden tomar ventaja para engañar? ¿El comprador debe ser cauto, pues un precio alto no garantiza que el producto sea de buena calidad? ¿Es indispensable recabar información antes de hacer una transacción para no salir perjudicados?

Situación problemática 1. “Para ejemplificar esta situación Akerlof propone -en “The market for lemons”- un modelo que describe el mercado de automóviles de segunda mano. En él expone que mientras el vendedor de un automóvil conoce perfectamente la calidad del mismo, el comprador sólo tiene el precio de venta como única fuente de información. El problema reside en que los propietarios de vehículos defectuosos intentarán hacer pasar sus cacharros por autos de alta calidad. La incapacidad para diferenciar los distintos tipos de autos lleva a que los compradores reduzcan su disposición a pagar por un vehículo y, como consecuencia, su precio de reserva resultará ser inferior al precio de mercado. Esta coyuntura obliga a los vendedores a retirar del mercado los autos de alta calidad y dejar únicamente cacharros. Sabiendo esto, los compradores no querrán adquirir ningún vehículo que se ofrezca.

Como se ve, la selección adversa lleva a que se reduzca significativamente el número de transacciones realizadas y, en caso extremo, a que el mercado mismo desaparezca. En su investigación Akerlof descubrió que los problemas de información existentes en el mercado de autos usados podían estar presentes, hasta cierto punto, en todos los mercados. En algunos, la existencia de información asimétrica podría resolverse de una manera relativamente sencilla, mediante la repetición de las ventas y la reputación. Sin embargo, en otros mercados (como el de seguros, el crediticio o el mercado de trabajo) el problema de la información asimétrica entre compradores y vendedores generaba fallos de mercado que demandaban mecanismos de solución un tanto más ingeniosos (como la estrategia de cribado o la señalización, desarrollados posteriormente por Stiglitz y Spence, respectivamente).”

https://racionalidadltda.wordpress.com/2013/09/20/george-akerlof-el-padre-de-la-economia-de-la-informacion/

Situación problemática 2. “LinkedIn ha tenido en cuenta este fenómeno para construir su negocio.  Al conectarse con colegas, conocidos y profesionales valiosos, se pueden conectar puntos para saber con qué tipo de personas te llevas y en qué tipo de proyectos pueden colaborar. Más aún, durante un proceso para conseguir trabajo, es común que los empleadores examinen tus redes sociales más a detalle, tratando de descubrir qué tipo de persona realmente eres, tu forma de trabajar, así como tus relaciones interpersonales y habilidades profesionales.

Mención aparte merece Amazon, recién estrenada en México, la cual usa el concepto de asimetría en la información para obtener datos de forma dinámica, así como para atraer clientes.  En el primer caso, cuando una persona busca un producto, Amazon no solo sabe qué producto busca el cliente, sino también se entera que si no lo compran es porque probablemente lo encontraron más barato o conveniente en otro lugar.  Para este tipo de clientes han facilitado módulos para comparar costos, por lo que ahora dejan en manos de los usuarios -y no los trabajadores- el aspecto de la comparación de precios, lo cual les ahorra mucho dinero.”

https://www.weforum.org/es/agenda/2016/02/la-asimetria-de-la-informacion-puede-ayudar-en-tu-negocio/

Video Corto: ¿Qué es Bitcoin y cómo funciona? La tecnología de Bitcoin está en esa lista de las cosas que prometen transformar el mundo por completo. En este video explicamos cómo funciona esa tecnología.

Documental: Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?

La corporación (The Corporation), titulado en España Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?, es un documental canadiense del 2003 que en tres entregas describe a la corporación multinacional moderna que hace 150 años no poseía poder. A partir de la constatación de que las empresas modernas, amparadas por el estatus de personas jurídicas, han ido adquiriendo derechos propios de los seres humanos personas físicas, el documental analiza la conducta social de las empresas a través de diversos ejemplos, y utilizando los criterios psiquiátricos con los que un psiquiatra evaluaría la conducta y la salud mental de un individuo cualquiera.

Mociones para el debate.

  1. El mercado facilita que las personas encuentren los bienes que buscan a los precios correctos.
  2. Los vendedores están dispuestos a ofrecer bienes de mala calidad a precios altos.
  3. La tecnología potencia la información en materia de velocidad, cantidad y alcance de la misma, mejorando nuestra vida.
  4. Es posible y beneficioso para una o ambas partes obtener una ventaja en la negociación invirtiendo en información sobre la calidad del bien.
  5. Las personas mejor informadas pueden tomar ventaja para engañar.
  6. Los propietarios de vehículos defectuosos desean hacer pasar sus cacharros por autos de alta calidad.
  7. La reputación en línea afecta si una persona usa un hotel o no, ve una película u otra, lee tal o cuál libro, o va a un restaurante u otro, cada día con mayores implicaciones.
  8. Si la calidad de un producto no puede ser observada por los compradores, entonces los vendedores estarían tentados a actuar de forma oportunista.
  9. Los jóvenes tienen muy difícil distinguir si realizan una buena inversión al inscribirse en la universidad, pues no pueden saber qué tipo de educación van a recibir.
  10. La tecnología aumentará el escrutinio sobre el gobierno, identificará patrones de corrupción y aumentará la transparencia de la gestión de recursos públicos.

Referencias

Akerlof, G. (1970). The Market for “lemons”: quality, uncertainty and the market mechanism. The Quarterly Journal of Economics, Volume 84, Issue (Aug., 1970), 488-500.

Holt, C., & Sherman, R. (1999). Classroom games: A market for lemons. Journal of Economic Perspectives, 13(1), 205–214.

Palacio, L., Saravia, I., & Vesga, M. (2017). Juegos en el salón de clase: El mercado de los limones. Revista de Economía Institucional, 19(36), 291–311.354
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

Garrote y zanahoria: Guía para el estudiante

2498

10 de febrero de 2018

Luis Alejandro Palacio García

Heiner Ferley Rincón

Resumen: Tomando como inspiración la literatura relacionada con los castigos antisociales expuesta en Herrmann, Thöni, y Gächter (2008), este juego permite analizar, entender y discutir si la posibilidad de recibir premios o castigos afecta la contribución a un bien público. La pregunta de investigación es: ¿Cómo afecta la decisión de contribuir a la cuenta pública el hecho de estar expuesto a recibir premios o castigos? ¿Los participantes están dispuestos a invertir sus puntos para incentivar a la pareja? ¿Se premiará al que contribuye y se castigará al que no lo haga? Se espera que tener información sobre la contribución de la pareja cree un mecanismo presión social sobre la decisión de contribuir al bien público. En este sentido, no es claro si la contribución promedio será mayor bajo el incentivo de castigo que cuando se puede dar un premio.

Conceptos claves: Normas sociales y mecanismos de cumplimiento.

Instrucciones: El juego se divide tres etapas: Contribución, incentivos y ganancias. Los participantes recibirán una dotación de 1200 puntos. En la etapa de contribución debe distribuir 1000 puntos entre una cuenta privada y una cuenta pública. Es decir, debe decidir cuántos puntos, entre 0 y 1000, desea contribuir a la cuenta pública. Los puntos restantes los conservará en su cuenta personal. En la etapa de incentivos los participantes serán organizados por parejas. Cada uno observará la contribución de su pareja en la cuenta pública y debe decidir cuántos puntos, entre 0 y 200, desea invertir en generarle un incentivo.

Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Los puntos de cada participante serán su dotación de 1200 puntos, menos los puntos que ha contribuido a la cuenta pública, menos los puntos que ha invertido en el incentivo. Además recibirá la rentabilidad de la cuenta pública que consiste en la suma de todas las contribuciones multiplicada por tres y dividida en partes iguales entre todos los participantes. Cada punto invertido por su pareja le restará tres puntos a usted.

Premios: Los puntos, entre 0 y 200, que usted desee invertir en el incentivo serán triplicados para sumar puntos a su pareja.

Preguntas orientadoras: ¿Cómo afecta la decisión de contribuir a la cuenta pública el hecho de estar expuesto a recibir premios o castigos? ¿Los participantes están dispuestos a invertir sus puntos para incentivar a la pareja? ¿Se premiará al que contribuye y se castigará al que no lo haga?

Dilema social.  ¿Qué hace que los individuos elijan participar en cooperación a pesar de los costos individuales que involucra? ¿Están las personas dispuesta a incurrir en costos para premiar la cooperación o para castigar el egoísmo? ¿Se creará una norma social que promueva la cooperación? ¿Es deseable contar con un mecanismo de garrote y zanahoria para incentivar la cooperación?

Situación problemática 1. “Los cerca de 60 invitados a la mesa de diálogo que se celebró este lunes por la mañana en Bucaramanga, para encontrar una solución consensuada a los problemas del páramo de Santurbán, se encontraron con una sorpresa. Juan Camilo Cárdenas, un profesor de la Universidad de los Andes y quien fue encargado por la ministra de Ambiente Luz Helena Sarmiento para coordinar la reunión, puso frente al grupo de campesinos, mineros, representantes de las corporaciones autónomas, el gobernador y los alcaldes locales, una marrana color ladrillo.

A cada uno de los participantes le dio cinco fichas, cada una con un valor imaginario de $3.000 pesos. Es decir, que en total cada uno de los actores, tanto el gobernador de Santander Richard Aguilar Villa como la ministra de ambiente Luz Helena Sarmiento, recibieron $15.000 pesos. Luego les pidió a todos los participantes en el juego que decidieran si estaban dispuestos a depositar algunas o todas las monedas en la alcancía. Las reglas del juego eran sencillas. Las fichas que alguien decidiera no poner en la marrana le pertenecerían sólo a esa persona. Las que pusieran en la marrana, sumadas a las de otros actores, se duplicarían al final del ejercicio y se dividirían entre todos.”

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/una-marrana-simbolo-de-santurban-articulo-471171

Situación problemática 2. “El dilema del prisionero es un juego intrigante diseñado por primera vez en 1950 por Merrill Flood y Melvin Dresher. Karl trabajaba en la RAND de Santa Mónica, en California, y estaba entusiasmado con el tema del dilema porque, tal y como sus inventores habían comprobado, es un poderoso boceto matemático de una lucha que es central en la vida: la que se da entre el conflicto y la cooperación, entre el bien individual y el bien colectivo.

El dilema se llama así porque, en su forma clásica, considera el siguiente escenario. Imagínese que usted y su cómplice son hechos prisioneros, capturados por la policía y acusados de un delito grave. El fiscal les interroga separadamente y propone a cada uno un acuerdo. Dicha oferta constituye el corazón del dilema y se concreta de la siguiente manera: si uno de ustedes, el desertor, incrimina al otro, mientras que el compañero permanece callado, entonces el desertor sería acusado de un delito menos grave y su sentencia se acortaría hasta un año por haber proporcionado suficiente información para encarcelar a su compañero. Entretanto, al compañero silencioso se le acusaría de un delito más grave y se le condenaría a una pena de cuatro años.

Si los dos permanecen en silencio, y por tanto cooperan mutuamente, no habrá pruebas evidentes para condenar a ninguno de los dos del delito más grave, con lo que a ambos les caería una condena de dos años por un delito menos grave. Si, en cambio, ambos desertaran y se incriminaran mutuamente, se les juzgaría por el crimen más grave pero se les condenaría a penas reducidas de tres años por estar cuando menos dispuestos a proporcionar información. ¿Qué debería hacer usted, que se tiene por un individuo racional egoísta? (Nowak y Highfield, 2012)”

https://racionalidadltda.wordpress.com/2015/02/23/dilema-del-prisionero-origenes/

Video Corto: El Chicharrrón (problema) de la tierra en Colombia. Video didáctico realizado por la red de forjadores y forjadoras de paz. Su objetivo es explicar de manera sencilla el problema de la tierra en Colombia.

Documental: ¿Por qué marchan los estudiantes?

“El pasado 12 de Octubre de 2011, estudiantes de universidades públicas y privadas realizaron un paro para protestar por la Ley 30 de reforma a la educación en Colombia. Desde hace muchos años los estudiantes en conjunto sumados a profesores e incluso instituciones técnicas no se unían para realizar una marcha a nivel nacional en Colombia. Luego de que en los últimos años en que el presupuesto de las universidades fue recortado paulatinamente y de manera consecutiva, y la calidad estudiantil decayó de igual forma, los estudiantes toman la decisión de protestar frente a una nueva reforma educativa que como las anteriores a la luz del gobierno resulta ser la nueva salvación de la educación; pero a la luz de los estudiantes es otra iniciativa que se hace sin tener en cuenta la voz de ellos y que se ocupa solo de subir indicadores en detrimento de la calidad y de la autonomía universitaria”.

El arte de la estrategia. Capítulo 3: Los dilemas de los presos y como resolverlos.

En el dilema de los presos, cada participante tiene un incentivo personal para tomar una decisión que acaba llevando a un resultado que es malo para todo el mundo, cuando todo el mundo también hace lo que le dictan sus intereses personales. Un pescador que se esfuerce por pescar más no va a agotar las pesquerías si todos los demás pescan moderadamente. Pero si todos los demás pescan intensamente, sería estúpido que él trate de pescar poco con la intención de preservar las especies marinas.

Un ejemplo de la “tragedia de los comunes” es el calentamiento del planeta. Nadie obtiene suficientes beneficios privados de la reducción de las emisiones de carbono, pero todos podemos sufrir graves consecuencias cuando cada uno buscamos nuestro propio provecho. “El dilema nunca desaparece totalmente, ni siquiera en los mejores sistemas operativos… Ningún nivel de control o de sanciones reduce la tentación a cero. En lugar de pensar en superar o vencer la tragedia de los bienes comunales, los sistemas de gobierno más eficaces afrontan los problemas mejor que otros (Dixit y Nalebuff, 2010)”.

Mociones para el debate.

  1. Las personas que contribuyen a los bienes públicos deben ser admiradas por la comunidad.
  2. Las personas entiende mejor por las malas, sobre todo cuando se trata de hacer cumplir las reglas.
  3. Se debe premiar al que contribuye y se debe castigar al que no lo haga.
  4. A las personas les da felicidad cooperar con los demás, a pesar que muchas veces implica grandes costos.
  5. Cooperar implica que uno paga individualmente un coste para que otro reciba un beneficio.
  6. Las personas están dispuesta a incurrir en costos para premiar la cooperación o para castigar el egoísmo.
  7. El problema de la tierra en Colombia se caracteriza por la tragedia de los comunes.
  8. Las normas sociales promueven la cooperación en Colombia.
  9. Por medio de una marcha, los estudiantes en conjunto, sumados sus profesores, pueden realizar grandes cambios sociales.
  10. Todos podemos aportar para solucionar el problema del calentamiento global.

Referencias

Dixit, A., & Nalebuff, B. (2010). El arte de la estrategia (p. 541). Anthony Bosh Editor. Capítulo 3: Los dilemas de los presos y como resolverlos.

Herrmann, B., Thöni, C., & Gächter, S. (2008). Antisocial punishment across societies. Science, 319(5868), 1362–1367.

Nowak, M., & Highfield, R. (2012). Super cooperadores. Las matemáticas de la evolución, el altruismo y el comportamiento humano (p. 399). Barcelona: Ediciones B.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

Los dilemas de los presos y como resolverlos

2497

En el dilema de los presos, cada participante tiene un incentivo personal para tomar una decisión que acaba llevando a un resultado que es malo para todo el mundo, cuando todo el mundo también hace lo que le dictan sus intereses personales. Un pescador que se esfuerce por pescar más no va a agotar las pesquerías si todos los demás pescan moderadamente. Pero si todos los demás pescan intensamente, sería estúpido que él trate de pescar poco con la intención de preservar las especies marinas.

El éxito o la ruina de una idea puede depender de cómo se presente. El dilema de los presos ha tenido una presentación memorable que se difunde y se asimila de una forma mucho mejor y más rápida. Para efectos de este resumen nos centraremos en las características del juego, más que en la historia. Primero, los dos jugadores actúan simultáneamente. Ninguno de los dos sabe qué ha hecho el otro o puede prever qué va a hacer en el momento de tomar su decisión. Cada uno tiene que pensar qué estará tramando el otro al mismo tiempo.

Un punto de partida para pensar qué estará pensando el otro consiste en describir todas las consecuencias (resultados, ganancias o pagos) de todas las combinaciones de las decisiones simultáneas que podrían tomar los dos jugadores. La manera más fácil de mostrarlas es colocarlas en filas y columnas como en una hoja de cálculo, que llamaremos matriz del juego o matriz de resultados.

En segundo lugar, el dilema de los presos no tiene por qué terminar con un ganador y un perdedor; no es un juego de suma cero. En muchos juegos que encontramos en la realidad la cuestión es cómo evitar un resultado en el que todo el mundo pierde o cómo lograr un resultado en el que todo el mundo gana. Tercero, se dice que un jugador tiene una estrategia dominante si esa estrategia es siempre la mejor para él, haga lo que haga el otro u otros jugadores. Si tiene una estrategia dominante, utilícela. Sin embargo, en el dilema de los presos cuando los dos jugadores siguen sus estrategias dominantes, los dos obtienen peores resultados que si pudieran llegar a un acuerdo.

Por último, para superar el dilema se puede pensar en premiar el comportamiento correcto. Sin embargo, no se puede dar la recompensa a un jugador antes de que elija, ya que, de lo contrario, simplemente se la embolsaría y después iría a lo suyo. Por otra parte, si la recompensa es una promesa, esta puede no ser creíble. Una vez que el otro jugador ha decidido cooperar, el que ha hecho la promesa puede incumplirla.

Un jugador puede obtener una ventaja a corto plazo engañando, pero el engaño puede dañar la relación y tener un coste a más largo plazo. Si este coste es suficientemente alto, puede disuadir de engañar. Por ejemplo, los sospechosos a que está interrogando saben que, si se coopera con la justicia, se le impondrá una condena menor. Pero también saben que cuando salgan de la cárcel, ¡pueden estar esperándolos los amigos de los otros! El miedo a las represalias es evidente.

El ojo por ojo es una variante de la regla de comportamiento “haz a los demás lo que ellos te hayan hecho a ti”. La estrategia consiste en cooperar en el primer periodo y hacer a partir de entonces lo mismo que haya hecho el rival en el periodo anterior. Encierra cuatro principios que deberían estar presentes en cualquier estrategia eficaz en el dilema repetido de los presos: claridad, bondad, capacidad de respuesta a la provocación y clemencia.

El problema del ojo por ojo es que cualquier error va rebotando de uno al otro como el eco. La más mínima posibilidad de que haya un error o un malentendido impide que tenga éxito. Pero cuando se aplica el ojo por ojo a problemas de la vida real, los errores y los malentendidos no pueden evitarse y el resultado puede ser desastroso.

El juego de las contribuciones a los bienes públicos no es una mera curiosidad de laboratorio o teórica. Se juega en la vida real cuando todos los miembros de un grupo pueden beneficiarse contribuyendo voluntariamente, pero no se puede impedir que se beneficien aquellos que no contribuyen nada. Castigar a otros pagando un coste personal es, en sí mismo, una contribución al beneficio general que, como sabemos, es una estrategia dominada. Si se logra que el tramposo se porte mejor en el futuro, se beneficiará al grupo en su conjunto y el que ha decidido castigar sólo recibirá una pequeña parte de este beneficio.

El castigo tiene que ser el resultado de algo más que un puro cálculo egoísta. La gente obtiene realmente una satisfacción, un placer psicológico, castigando a los tramposos sociales. A continuación, se presentan las características que se deben tener en cuenta para diseñar un mecanismo de castigo:

Detectar el engaño: Si se detecta de una manera rápida y precisa el engaño, el castigo puede ser inmediato y directo. Eso reduce los beneficios que reporta el engaño y aumenta al mismo tiempo su coste y, por tanto, las perspectivas de que la cooperación tenga éxito.

Tipo de castigo: A veces los jugadores pueden elegir entre varias penalizaciones y aplicarlas incluso si no hay más relación entre ellos en el futuro.

Claridad: Cualquiera que esté considerando la posibilidad de no cooperar tiene que tener claros los límites de lo que se entiende por comportamiento aceptable y las consecuencias de salirse de la norma.

Certeza: Los jugadores deben tener la seguridad de que toda falta de cooperación será castigada y que la cooperación será recompensada.

Grado de severidad: ¿Cuán severos deben ser los castigos? Podría parecer que no hay límites. Si el castigo es lo suficientemente duro como para disuadir de engañar, en realidad nunca habrá necesidad de imponerlo. El castigo tiene que ser tan blando como lo permita la necesidad de que sea disuasorio en la mayoría de las circunstancias.

Repetición: Una variable fundamental para determinar cómo se compara el presente con el futuro es el tipo de interés. La idea fundamental en este caso es que cuando el tipo de interés es bajo, el futuro es relativamente más valioso. Otra consideración relevante es la probabilidad de que continúe la relación. Una tercera consideración relevante es la variación que se espera que experimente el volumen de negocio con el paso del tiempo, este puede crecer o disminuir y puede fluctuar. Por último, la composición del grupo de jugadores es importante.

Según el imperativo categórico del filósofo alemán Immanuel Kant: “Haz únicamente aquello que te gustaría que se convirtiera en ley universal”. La gente se da cuenta de que no puede cambiar lo que ha hecho el adversario una vez que se entera de lo que ha hecho éste. Pero si no lo sabe, imagina que sus actos pueden ejercer alguna influencia o que el otro hará de alguna manera el mismo razonamiento y llegará a la misma conclusión. Dado que se prefiere cooperar a no hacerlo, se elige cooperar.

Un ejemplo de la “tragedia de los comunes” es el calentamiento del planeta. Nadie obtiene suficientes beneficios privados de la reducción de las emisiones de carbono, pero todos podemos sufrir graves consecuencias cuando cada uno buscamos nuestro propio provecho. “El dilema nunca desaparece totalmente, ni siquiera en los mejores sistemas operativos… Ningún nivel de control o de sanciones reduce la tentación a cero. En lugar de pensar en superar o vencer la tragedia de los bienes comunales, los sistemas de gobierno más eficaces afrontan los problemas mejor que otros”.

Nota. Este texto fue tomado de: Dixit, A., & Nalebuff, B. (2010). El arte de la estrategia (p. 541). Anthony Bosh Editor. Capítulo 3: Los dilemas de los presos y como resolverlos.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante