Columnas sobre economía, organización y gestión de la empresa

2414

19. ¿Qué es una organización?

21. En busca de la eficiencia

23. Coordinación y motivación

25. El análisis de costos de transacción

27. Límites del enfoque de los costos de transacción

29. El enfoque de los costos de transacción frente a puntos de vista alternativos

31. La construcción de modelos de la motivación y el comportamiento humano

35. Efectos de la contratación incompleta

37. Información privada y oportunismo precontractual

39. Costos de negociación

42. Señales, criba y autoselección

44. El concepto de propiedad

46. La relación del control con los rendimientos residuales

48. Reconsideración del teorema de Coase

50. La tragedia de los bienes comunes

52. Costos de negociación y limitaciones del teorema de Coase

83. Los costos de transacción y la asignación eficiente de los derechos de propiedad

122. Conceptos básicos en gestión de recursos humanos

126. Especificidad del activo y el problema de la retención

150. La propiedad de activos complejos

158. ¿Qué intereses son los que cuentan?

184. El concepto de riesgo moral

185. Empleo: contratos, retribuciones y carreras

237. Deuda, títulos de propiedad y quiebra

240. El control del riesgo moral

265. Contratos de incentivos explícitos

269. Hágalo usted mismo: Cambios de propiedad y rediseños organizativos

2210. Señales y discriminación en el empleo

2274. Organización del texto

2388. El presente y el futuro de la empresa

logo-emar-lab
¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1. Racionalidad limitada y contratación imperfecta

2. Elección racional y comportamiento guiado por reglas

3. ¿Qué es el compromiso racional?

El presente y el futuro de la empresa

2388

Hacia el final de este siglo, como lo hicieron a lo largo de los 200 años anterio­res, las organizaciones de negocios continúan evolucionando a medida que las empresas se adaptan a los nuevos retos y a las nuevas oportunidades. En particular, la combinación del fuerte ritmo del cambio tecnológico con la creciente caída de las barreras al comercio internacional ha creado nuevas oportunidades estratégicas y organizativas a las que muchas empresas han respondido de manera creativa. Estas respuestas, a su vez, han alenta­do la difusión y el mayor desarrollo de las nuevas tecnologías, y han contribuido a la reducción de las barreras internacionales.      

Las economías de escala son sólo una de las vías por las que la tecnología afecta a la organización. Otro ejemplo moderno son los costes decrecientes de las telecomunicaciones y los sistemas de transporte aéreo urgente de mercancías, que han reducido para muchas empresas la necesidad de mantener grandes existencias de productos acabados en tiendas locales o en almacenes cercanos al cliente. Estas empresas se empeñan ahora en recoger y procesar con rapidez la información sobre la demanda de sus productos, ajustando la producción para satisfacerla, y enviando los productos para que lleguen justo cuan­do son necesarios.

Otro cambio introducido a finales del siglo XX es el uso creciente de tecnologías de fabricación flexibles, que permiten que el mismo equipo sea usado para hacer eficientemente una variedad de productos diferentes. Las operaciones flexibles exigen políticas y procedimientos organizativos muy di­ferentes a los que tradicionalmente se han usado en la industria. Por ejemplo, los proce­dimientos tradicionales para contabilizar los costes, diseñados e implementados en una era de sistemas de producción masiva en los que para cada producto se usaban herramientas y maquinarias especializadas y los costes del tiempo de mano de obra empleado eran el factor controlable más importante en los costes de fabricación, se han revelado menos úti­les para suministrar la información necesaria para las decisiones sobre los productos fabricados con estos nuevos métodos.

Cuando las máquinas son utilizadas para múltiples usos, el sistema contable debe proveer información para decidir entre esos usos posibles. Algunas empresas, tales como Hewlett Packard, han sido pioneras en la implementación de sistemas que permiten una evaluación más exacta de los costes marginales de fabricación de cada producto: por ejemplo, diseñando dispositivos para registrar el tiempo de uti­lización de cada máquina en el proceso de fabricación y calculando el coste de cada producto de acuerdo con ello. Esta información sobre los costes no sólo facilita las decisio­nes acerca de los precios, sino que también ayuda a diseñar productos que puedan ser fabricados a bajo coste y a crear medidas significativas para evaluar el desempeño de los gerentes de fábrica.

Los equipos de producción flexibles también alientan los frecuentes cambios de productos, lo que cambia las exigencias planteadas a los ingenieros, comerciales, suministradores y al personal de la planta de montaje. Por ejemplo, el frecuente cambio de pro­ductos ha forzado una reorganización de las funciones de ingeniería y diseño de produc­tos en las empresas. En la producción en masa tradicional, los diseñadores de productos estaban apartados de las operaciones reales de la fábrica; el producto era diseñado, el di­seño pasaba entonces a los ingenieros que ideaban cómo hacerlo físicamente posible, y de éstos a los ingenieros de producción que ideaban el modo de fabricarlo económicamente en grandes cantidades.

Este enfoque secuencial causaba pocos problemas porque siempre se usaría una nueva planta, o al menos un nuevo equipo, para fabricar un nuevo produc­to. Con más variedad y cambios de productos más frecuentes, los modernos ingenieros de diseño necesitan saber más sobre los costes y las capacidades de los equipos existentes y sobre qué diseños pueden ser llevados más rápidamente a la línea de producción.

Por esta razón, las empresas están reemplazando el esquema secuencial tradicional de especialistas separados por equipos de diseñadores, ingenieros de productos y expertos en fabricación para que, trabajando conjuntamente, desarrollen productos que puedan ser hechos adecua­da y eficientemente. Este esquema está al mismo tiempo apoyado en otro desarrollo téc­nico: la introducción de programas de diseño y fabricación por ordenador (CAD-CAM) y de los ordenadores necesarios para su utilización. El uso de estas tecnologías es complementario al frecuente cambio de productos porque reduce los costes de diseño y facilita la implementación de los nuevos diseños para que sean producidos de forma rápida y barata.

Estos cambios tecnológicamente inducidos afectan también a los puestos y a las carreras profesionales. Muchos ingenieros son ahora frecuentemente cambiados de puesto para crearles un conocimiento más profundo de las capacidades y necesidades de las diferentes partes que componen una empresa. Los mismos cambios afectan a los trabajado­res de producción, de quienes se espera que dominen una variedad de especialidades y que estén dispuestos a cambiar de tareas con frecuencia; no es raro que estos trabajado­res trabajen en equipos y que se les pague por las especialidades que han llegado a do­minar más que por el trabajo particular que estén haciendo.

Es la gama de conocimientos y especialidades que tengan sus trabajadores lo que determina, más que cualquier otro fac­tor, la rapidez con que una empresa pueda arreglar las dificultades de hacer un nuevo pro­ducto y la facilidad con que pueda introducir nuevas tecnologías y métodos perfecciona­dos. Las empresas progresistas, reconociendo estos hechos, se están moviendo en la di­rección de confiar a sus trabajadores mayores responsabilidades y concederles una mayor discreción en sus áreas, permitiéndoles hacer un mejor uso del especial conocimiento lo­cal que sólo ellos poseen.

En los sectores en los que el ritmo de cambio de los productos es rápido, el mer­cado de un producto individual ya no es el objetivo adecuado en la adopción de decisiones estratégicas. En su lugar, la gerencia debe anticiparse a las necesidades de sus clien­tes e invertir en la construcción de las capacidades de la empresa para satisfacerlas. La adopción de este nuevo enfoque supone cambios de largo alcance. Las empresas de estos sectores desarrollan sistemas para mantener una comunicación eficaz y fluida con sus clien­tes, para conocer sus planes y sus necesidades y exigencias.

Desarrollan la capacidad de diseñar y fabricar nuevos productos rápidamente y forman a sus trabajadores para que es­tén multiespecializados y los recompensan por ello. Trabajan en coordinación con los suministradores y los distribuidores para asegurar la coherencia de los planes y las acciones frente a las circunstancias cambiantes. Pueden también establecer alianzas con otras em­presas para conseguir un rápido acceso a las capacidades de las que carecen. Todos estos cambios son promovidos por las tecnologías de diseño y fabricación modernas, y todos incrementan la velocidad de los cambios de productos y la demanda de perfeccionamientos de esas tecnologías.

Aunque la industria ofrece los ejemplos más impactantes de cambios tecnológicos y organizativos complementarios, éstos también están presentes en el sector de servicios. Los servicios financieros presentan un caso particularmente interesante. La comunicación de datos fácil y rápida produce un vínculo cada vez más estrecho entre los mercados financieros de todo el mundo. Los inversores y los gerentes financieros de las sociedades norteamericanas pueden mantenerse informados del desarrollo de los mercados de valores de Londres y Tokio con la misma facilidad con que lo hacen sobre los de Nueva York y Toronto.

Esto ha creado nuevas oportunidades para las entidades de intermediación en el mercado de valores, incitándolas a expandirse y reorganizarse para estar en condiciones de buscar fondos y oportunidades de inversión para sus clientes locales a escala mundial. Los cambios técnicos y los nuevos servicios ofrecidos por los intermediarios financieros y de Bolsa favorecen que los inversores y los tomadores de préstamos adopten un enfoque global en sus decisiones financieras. Ello incrementa aún más el flujo de información, la demanda de comunicaciones globales y los cambios que ocurren en los mercados y en las entidades mediadoras en el mercado de valores.

Nota: Esta columna es un resumen de las ideas expuestas en: Milgrom, P., & Roberts, J. (1993). Economía, organización y gestión de la empresa (p.729). Barcelona: Ariel Economía. Capítulo 17: la evolución de los sistemas económicos y las empresas.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

23. Coordinación y motivación

27. Límites del enfoque de los costos de transacción

31. La construcción de modelos de la motivación y el comportamiento humano

Quien la hace, ¡la paga!

2332

Laura Victoria González Chacón

Roberto Rangel

Creo que a todos nos ha pasado o por lo menos en mí caso me pasa seguido y es que me digan: “llegó mi tormento”, pues bien, no seré el de todo el mundo, pero de que a todos nos llega, eso es seguro. Estoy convencida que a veces es cuestión de suerte que nos pase lo que nos pasa, pero no creo que en todas las ocasiones sea así. ¿O tal vez el azar no es una casualidad o accidente sino el destino que nosotros mismos hemos marcado?, ¿No les ha pasado que hacemos las actividades propuestas para la clase y no las revisan pero preciso el día que no pudimos realizarla, nos la piden o nos preguntan acerca de ella? o ¿Cuando sales con tus amigos, decides comprar una pizza y se te cae sin pegarle un solo mordisco antes? Habría que  preguntarse: ¿Qué hicimos en la vida pasada para merecer todo eso? Bueno, por lo menos siempre nos alienta el hecho de que a un amigo apodado bulto de sal, mal agüero, etc… le pueda ir peor que a nosotros.

En fin, si aún no saben de qué estoy hablando, permítanme explicarles qué es la ley de la retribución a partir de la tan famosa serie animada del coyote y el correcaminos. El coyote es un animal, que aunque astuto, se encuentra desesperado, está muy hambriento y con su insaciable hambre quiere comerse al correcaminos que es un pájaro veloz. El coyote tiene altos estándares para su dieta, y por lo tanto, lo persigue por las carreteras del desierto del sureste de Estados Unidos ingeniándose cualquier cantidad de trampas, cepos y en general, tentativas en la que nunca consigue capturarlo o matarlo, pero muy al contrario, todas sus elaboradas tácticas terminan perjudicándolo. No es muy diferente de la serie animada de Tom y Jerry. Es por ello que dicen que el karma es como las tarjetas de crédito, es decir, disfrutas ahora, pero pagas después.

Hay otras ocasiones en las que no esperamos que el boomerang lanzado llegue nuevamente a quien lo tiró, sino que decidimos asegurarnos de que reciba su castigo. Durante el juego de la confianza propuesto por la estudiante Laura Prada y el profesor Luis Alejandro Palacio, en el que hay dos jugadores A y B, inicialmente el jugador A recibe una dotación inicial, conocida por ambos jugadores, y deberá decidir cuánto enviar al jugador B, al cual le llega 3 veces el valor enviado de A. Seguidamente el jugador B deberá decidir cuánto enviar al jugador A. Si el jugador A decide no enviar algo al jugador B, entonces A se quedará con la dotación inicial y B con nada. En el caso en el que el jugador decida enviar algo o toda su dotación a B, su ganancia estará determinada por la cantidad que B decida enviarle y la de B por la que decida quedarse.

En el primer tratamiento del juego, donde se desconoce totalmente la información del otro jugador, tomar una decisión es bastante complejo porque se corre el riesgo moral de que la contraparte no quiera enviarte nada y quedarse con todo el pastel que decidiste compartir; sin embargo, en el segundo tratamiento del juego, me dan información del género de la contraparte, la cual es útil ya que por experiencia puedo asociar el comportamiento de las mujeres un poco más reciproco. En los pagos que aparecían periodo a periodo se podía observar que bajo el segundo tratamiento, las mujeres tenían en promedio más ganancias que los hombres y esto era en parte, a que los hombres tenían un comportamiento totalmente halcón, así que si una mujer era emparejada con un hombre, lo más probable es que decidiera no enviarle nada con el fin de castigarlo. En el juego del ultimátum, en principio, sucede algo similar, aunque el jugador B debería aceptar cualquier propuesta que haga A sobre el valor a enviarle, porque entre los eventos disponibles ganar algo es mucho mejor que nada; sin embargo, se ha encontrado que los jugadores A envían alrededor de la mitad de su dotación a B aunque no sea del todo racional, ya que está sacrificando sus ganancias  por alguien más, pero la decisión no es del todo irracional, ya que yo espero ganar algo siempre y cuando B acepte la propuesta, así que debo al menos darle una cantidad que considere justa para ambos.

Cuando estaba en el colegio y mi papá iba a recibir mis notas, me premiaba con un helado por obtener buenas notas y un buen comportamiento. Pues bien, ¿a quién no le dijeron, o más bien amenazaron de pequeño, que te premiarían si te comportabas bien y cumplías con todos los deberes pero que te castigarían si no lo hacías? Pues bien, déjenme decirles que esa es la base en la que soportamos nuestra idea de que actos buenos nos generan un buen karma y que portarnos mal es el camino a futuras catástrofes, es por esto que cuando necesitamos de alguna buena recompensa por parte del destino nos empeñamos más en portarnos de manera correcta. En otras palabras, “se trata de un patrón muy simple al cual nos aferramos, aún más cuando no tenemos el control de la situación ya que nos hace sentir más tranquilos y seguros. Nos brinda una ilusoria sensación de que todo irá bien.”

También es probable que eso que nos enseñan sobre el ser malagradecidos y cómo esto se encuentra mal visto por la comunidad haya formado estigmas que el principio de reciprocidad se ha  encargado de utilizar para que la sociedad sea un poco más justa. Pero el problema viene cuando algunos grupos o individuos se aprovechan de este principio para someter la voluntad de otra persona sin que su decisión le beneficie en absoluto. Por ejemplo, el caso más cercano es cuando los hippies se nos acercan a ponernos esa manilla por la cual podemos pedir un deseo y la cual no tiene ningún costo pero luego de que ya hemos deseado lo mejor para nuestras vidas, por lo menos quitarnos la sal de encima, nos piden una colaboración voluntaria. El mismo método que utilizaban los Hare Krishna para obtener limosna es uno de los mejores ejemplos de la forma en la que le principio de reciprocidad influye en nuestras decisiones.

Aun cuando contemos con mucha suerte, recuerden que no tenemos tantas vidas como el coyote para evitar todo el efecto causado por nuestras acciones, por eso, es común que siempre nos digan “no hagas lo que te no te gustaría que te hagan”, porque quien la hace, la paga. No se sientan mal, como decía Einstein “Si quieres resultados distintos, no hagas lo mismo”

Referencias:

Paco. (17 junio de 2014). El principio de reciprocidad: concepto, ejemplos y cómo evitarlo. Académica de inversión. Recuperado de: http://www.academiadeinversion.com/principio-de-reciprocidad/

Invertir es un buen karma: ¿El universo nos lo devolverá? Rincón de psicología. Recuperado de: http://www.rinconpsicologia.com/2012/08/invertir-en-un-buen-karma-el-universo.html

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

883. ¿Amamos las mujeres comprar?

1030. No es cuestión de suerte

1220. No soy yo, eres tú, Brayan Styven

Rompiendo moldes: El arte de la enseñanza

2278

Bryan Snehider Díaz

Las relaciones de agencia también están presentes al interior de los contratos académicos y al interior de las universidades. En estos el estudiante contrae una relación contractual con los docentes y administrativos, estos con la universidad y el estado, etc.  La relación contractual entre los estudiantes y las universidades es de vital importancia, en esta los primeros se comprometen a seguir un conglomerado de procesos cuidadosamente diseñados por la universidad y esta última a cambio, se compromete a validar las capacidades del estudiante ante el mercado y la sociedad. La naturaleza incompleta de este contrato es muy evidente, la universidad necesita un mecanismo para evaluar que efectivamente nosotros como estudiantes hemos adquirido las competencias, y a su vez nosotros necesitamos creer que la institución es seria, y que la sociedad valorará su validación al respecto.

Antes de entrar en materia, es importante recordar algunos elementos conceptuales. Los contratos son incompletos, es una de las características más importantes de la negociación y también una de las conclusiones más sobresalientes de la teoría de la firma. Que sean incompletos implica que el contrato no puede prever la totalidad de resultados y comportamientos posibles que pueden adoptar los contratantes, por lo que siempre existe un factor de riesgo al interior del mismo. Además implica que los contratos no pueden ser completamente vinculantes, es decir, asegurar que los contratantes vayan a cumplir realmente su parte del trato del modo en que está estipulado, las partes pueden refugiarse en vacíos legales o simplemente optar por incumplir su parte de la negociación en detrimento del bienestar del otro.

Asegurar que los contratos sean relativamente vinculantes y ofrecer estabilidad en los procesos de negociación es por tanto una de las funciones más importantes de los marcos legales e institucionales. En la vida real, dos sujetos que pueden establecer un acuerdo mutuamente beneficioso pueden no hacerlo por desconfianza de que la otra parte no cumpla, y esto tiene mucho sentido, pues puede tener motivos para obtener la parte que le conviene del trato y luego no cumplir con lo acordado. En eso consiste la importancia del marco institucional, si los contratantes establecen un acuerdo, la ley especifica que todo acuerdo establecido libremente es vinculante, es decir la ley obliga a su cumplimiento, y esto puede dotar de la confianza necesaria para realizar toda clase de transacciones mutuamente beneficiosas.

Otra característica de la contratación incompleta es que cuando se crea una relación contractual principal-agente, donde el principal contrata los servicios especializados del agente para una tarea en particular, para el principal es difícil, o muchas veces imposible, verificar la totalidad de las acciones del agente; y por tanto es imposible asegurar que este ha actuado conforme ha sido estipulado en el contrato. Esto queda patente en todo tipo de relaciones contractuales, como la del dueño de una compañía y la alta gerencia, el electorado y el gobierno, o un individuo particular y una agencia de viajes o de seguros. Las relaciones de agencia son parte fundamental de la actividad económica.

En la universidad, el mecanismo básico de evaluación implica que el profesor, como poseedor del conocimiento, interactúa con los estudiantes de modo tal que estos puedan asimilar los conceptos y algoritmos necesarios para la comprensión de un fenómeno, donde al final la asimilación es evaluado por un sistema imperfecto. Muchas veces esas evaluaciones terminan por tasar mal nuestros conocimientos, y lo que es peor, pueden funcionar como un desincentivo para la curiosidad y el espíritu investigativo de los estudiantes. Para el profesorado también representa un trabajo mecánico y repetitivo, que agota copiosamente recursos valiosos como el  tiempo que de otro modo podría ser utilizados en tareas más importantes, como la redacción de un artículo de investigación o la presentación de una ponencia en el extranjero. El mecanismo, como es evidente, es sumamente imperfecto, ya que pretende controlar las acciones de los contratantes a un costo muy elevado, pero dentro de las imperfecciones inherentes a la realidad parece ser el mecanismo de verificabilidad más eficiente que existe.

No obstante existe otra visión al respecto, una visión más alentadora, que podría suponer un cambio radical al modo tradicional de enseñanza, una visión que regresa la universidad a su esencia: un espacio ideado para la universalización del conocimiento, diseñado y pensado en esencia para incentivar la pasión de los estudiantes por el aprendizaje y la formación académica, y para dar vida a la curiosidad humana en todas sus formas. El primer mecanismo de evaluación supone de entrada que los estudiantes, como ente formal del acuerdo, tienen todos los incentivos para burlar el contrato, y por tanto los incentivos formales y directos que representan las evaluaciones existen para contra-restar dicho efecto; el segundo mecanismo no obstante se basa en el interés y el deseo de aprendizaje que debe poseer cualquier comunidad académica para su correcto funcionamiento.

¿Cómo hacer posible dicho mecanismo? Como economistas somos conscientes que los individuos responden a los incentivos, así que como sociedad nos arriesgamos a tener profesionales mal formados en posiciones fundamentales; de llevar la idea al extremo, médicos incapacitados operando a corazón abierto, abogados poco éticos formulando leyes sin sentido y economistas tomando decisiones de acuerdo a su intuición o sentimientos. Si la validación del conocimiento va a prescindir de las evaluaciones parciales acumulativas, para ofrecer a los estudiantes mayor discrecionalidad a la hora de elegir su formación profesional, deben existir reglas e instituciones claras y sencillas en el fondo, como mencioné en un principio, un sistema institucional claro y sencillo facilita el funcionamiento de cualquier contrato, pues provee a las partes los incentivos necesarios para cumplir con su parte del trato. Para hacer real dicho mecanismo se requiere de ciertas estructuras de interacción que explicaré en los siguientes párrafos.

Las personas suelen tener una idea errada de lo que el plagio significa. El proceso de aprendizaje a menudo implica que la persona debe realizar un proceso de apropiación de las ideas que determinados científicos han elaborado respecto a algún fenómeno. Esto no necesariamente significa que la persona deba falsear el conocimiento ajeno adjudicándose ideas que no les pertenecen, pero sí que deben realizar una reinterpretación de las mismas para asimilar de una manera más exacta los conceptos. Para esto resulta fundamental el ejercicio de la comprensión y comunicación de ideas, en este caso matizado en la escritura, en el ejercicio de la redacción la mente es capaz de generar relaciones, de crear jerarquías y categorías para los conceptos, y sobre todo de desarrollar un pensamiento crítico y lógico propio respecto al fenómeno en cuestión.

La redacción permite generar competencias, facilitan el abordaje de problemáticas complejas propias de la economía. La redacción de textos permite combinar conceptos teóricos con la realidad, retroalimentando el interés y las competencias de los estudiantes. Además de esto la apropiación posee una enorme fortaleza y es que el aprendizaje no solo subyace a la realización de determinadas actividades, el aprendizaje depende de que el individuo pueda crear relaciones entre el concepto y su realidad inmediata, en tanto la persona es capaz de analizar la realidad por medio de la teoría, es más fácil apropiarse de los conceptos de una manera más precisa.

Este tipo de mecanismos pueden fortalecerse si además de la aplicación de los conceptos al análisis directo de problemáticas reales, los estudiantes pueden interactuar entre ellos, por medio del debate y de la contraposición de ideas y posturas, la disertación y el debate como mecanismo de aprendizaje colectivo posee también enormes ventajas pedagógicas, ya que la argumentación exige crear un orden estructural en las ideas, también implica escuchar al otro y someter la visión propia a la fragua de la opinión de otros individuos.

El aprendizaje colectivo posee por tanto determinadas ventajas ante los sistemas tradicionales de aprendizaje donde cada estudiante debe enfrentarse a la adquisición de ciertas competencias. El mundo moderno ha trascendido hace mucho tiempo el paradigma de la realización gracias al esfuerzo individual, las grandes estructuras productivas son más allá de una proeza de la ingeniería, una proeza de la coordinación y de la cooperación entre sujetos con intereses disyuntos y muchas veces contra puestos. La facilidad de la cooperación no solo se refleja en los grandes mercados financieros o productivos, sino también en ambientes tan sencillos como el aula de clases.

Nota. Esta columna es una recopilación de ideas de una entrevista realizada al profesor Luis Alejandro Palacio.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

485. Guía para la elaboración de textos argumentativos

516. Elogio del resumen

2037. Presentación de textos cortos como estrategia pedagógica (versión 3.0)

Organización del texto

2274

Hemos organizado el texto en siete partes. La primera trata de los problemas fundaméntales de la organización económica, es decir, los de coordinar y motivar a los miembros de una organización para trabajar de un modo coherente y hacia su interés común.

El capítulo 1, ideado como lectura para el primer día de clase, ilustra esos problemas con una serie de casos de estudio. El capítulo 2 desarrolla con mayor detalle la perspectiva económica, introduciendo nuestro enfoque centrado en los individuos y las transacciones, así como la noción de eficiencia y la naturaleza y la clasificación de los costos de transacción. Ilustra también cómo se manifiestan estas ideas en una amplia variedad de instituciones reales, tanto públicas como privadas.

La parte II se refiere a la coordinación, tanto por la mano invisible de los precios de mercado como por la bastante más visible de los directivos. El capítulo 3 ilumina el papel del sistema de precios en dar coherencia a las actividades de gente que puede incluso no ser consciente de la existencia de los otros. Exploramos también los fallos del sistema de precios, con especial énfasis en las economías de escala (capítulo 3) y las de gama (capítulo 4) que son fundamentales para la comprensión del papel de la dirección en las organizaciones. En el capítulo 4 se estudian soluciones alternativas a los problemas de coordinación, comparamos el sistema de precios con otros sistemas de coordinación e identificamos los factores de situación que determinan la relativa nulidad de los sistemas alternativos. Desarrollamos, también en este capítulo, la importancia de la complementariedad entre actividades y la necesidad de considerar las organizaciones exitosas como sistemas coherentes de partes mutuamente apoyadas.

La parte III, que contiene los capítulos 5 y 6, introduce los problemas de la contratación, la información y los incentivos, y da un tratamiento informal de sus soluciones. El capítulo 5 considera la contratación incompleta, teniendo en cuenta la limitada racionalidad y las diferencias de información de las partes, así como los problemas de la selección de socios y de la negociación y el cumplimiento de los contratos. La antiselección, un término acuñado por el sector de los seguros, es tratada aquí junto con las teorías de las señales y la criba. El capítulo 6 se centra en el riesgo ético y las respuestas institucionales a este problema de oportunismo poscontractual.

La parte IV, que incluye los capítulos 7 a 9, suministra un tratamiento formal y meticuloso de algunos de los métodos predominantes para incentivar eficientemente. El capítulo 7, que trata de los contratos de riesgo compartido y de incentivos, introduce un conjunto de principios teóricos para la contratación de desempeños eficientes, y los ilustra con una serie de aplicaciones significativas. Mientras el capítulo 7 se ocupa de las situaciones en las que los problemas de eficiencia y distribución pueden ser tratados separadamente, el capítulo 8 investiga teorías en las que estos problemas están ineludiblemente entrelazados. La propiedad privada, el modo más común y difundido de proveer incentivos para el cuidado de los activos, es el tema del capítulo 9.

La teoría de los capítulos 1 a 9 es puesta a prueba en los siete siguientes. La parte V (capítulos 10 a 13) presenta un tratamiento económico de la naturaleza de la relación laboral, examinando los contratos laborales implícitos y explícitos, las políticas de incentivos y las vías de promoción. El capítulo 10 revisa la teoría clásica de los mercados laborales y las teorías más modernas que explican por qué las relaciones laborales a largo plazo predominan en todo país desarrollado. El capítulo 11 se centra en la asignación de puestos y en la promoción y, en particular, en cómo resuelven las empresas la tensión existente entre la designación de la gente para los puestos más adecuados y la promoción en recompensa al desempeño pasado. El modo en que las retribuciones son determinadas es un acertijo que casi todo el mundo se plantea en algún momento de su vida; éste es el tema del capítulo 12. El capítulo 13 revisa los hechos y las teorías sobre la controvertida cuestión de la compensación de los ejecutivos.

Los capítulos 14 y 15 (parte VI) tratan de las decisiones financieras, en particular las relacionadas con la inversión, la estructura de capital y el control de la empresa. Las teorías financieras clásicas (análisis del valor presente, la teoría de Modigliani-Miller, el modelo del precio de los activos de capital y la hipótesis de los mercados eficientes) aparecen en el capítulo 14, que está dirigido fundamentalmente a los estudiantes universitarios, con la presunción de que los de MBA ven este material en otras asignaturas. El capítulo 15 introduce a los estudiantes en las explicaciones de la estructura de capital basadas en argumentos sobre la información y los incentivos así como en la controvertida y tan debatida cuestión del control y el gobierno de la gran empresa.

La última parte del libro comprende dos capítulos sobre el diseño, la estructura interna y la dinámica de las organizaciones, incluyendo un análisis de los límites y el alcance de las empresas. Una característica innegable de la historia de los modelos de organización es que los predominantes han ido cambiando rápidamente desde el nacimiento de la revolución industrial y continúan haciéndolo a un ritmo sorprendente. En el capítulo 16 identificamos los problemas que las más imponentes innovaciones organizativas intentaron resolver y los principios que han gobernado en el pasado las decisiones sobre organización. El capítulo 17 trata del porvenir, subrayando los procesos dinámicos que guían el cambio organizativo y asomándose al futuro de la empresa capitalista, de las economías nacionales, y del análisis de la economía y la gestión de las organizaciones.

Nota. Este texto es tomado de: Milgrom, P., & Roberts, J. (1993). Economía, organización y gestión de la empresa (p.729). Barcelona: Ariel Economía.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

265. Contratos de incentivos explícitos

544. Las subastas: Una aplicación de la teoría del diseño de mecanismos

2210. Señales y discriminación en el empleo

Gestionar halcones

2187

Heiner Ferley Rincón Ramírez

“Hay hombres que no buscan nada tan lógico, como dinero. No puedes comprarlos, intimidarlos, convencerlos ni negociar con ellos. Hay hombres que sólo quieren ver arder el mundo” – Película Batman: El Caballero de la Noche

De pie, sentados, silencio, abran sus libros de texto y escuchen la lección… amén. ¿Una iglesia o un colegio? Un lugar donde seres especiales exponen “verdades eternas” a  humanos mortales buscando hacerlos aptos para  la vida, como si saber multiplicar fuera un indicador de que tan buena personas eres. Lo peor es que al final de las lecciones serán valorados y si obtienen menos de 3 en los exámenes merecen ser castigados, son malos, unos fracasados. En muchos casos los alumnos han priorizado el “aprobar”, dejando a un lado el “a probar”… La creatividad y la curiosidad han sido desplazadas por el silencio y la obediencia.

Era la 1pm, hacía un fuerte sol muy característico del piedemonte llanero, sudábamos y evitábamos la sopa pero disfrutábamos de lo demás, el “seco”. Mientras almorzábamos contábamos las anécdotas del día de escuela, en el descanso juegan en la sala de sistemas, la pelea de medio día disuelta por un profesor que pasaba por ahí… todo era normal hasta que yo vi a través de la puerta que a lo lejos se acercaba una mujer delgada, alta, narizona… Nosotros estudiábamos en un colegio privado cristiano y era una práctica que al terminar la jornada de clase los docentes salían a hacer visitas pedagógicas a los padres de familia. De repente volví a ver hacia donde estaba mi hermano y le dije: “Viene tu maestra”… Como si le hubiera mencionado un espíritu del más acá inmediatamente mi hermano de 6 años se escondió debajo de la mesa. Huir, evitar que lo viera, no era suficiente que el colegio lo dejara sin descanso, parece que venía por más, probablemente a cumplir sus amenazas.

“Una amenaza busca cambiar las creencias que tiene el rival sobre las respuestas a sus posibles acciones. Sin embargo el simple hecho de enviar un mensaje no es suficiente ante un rival que piensa estratégicamente, dado que no siempre las palabras coinciden con las acciones” [1]

Algo no cuadraba y aún hoy no entiendo, ¿respeto o miedo? En su defensa diré que mi hermano solo era 1 de 30 estudiantes que tenía anualmente, encajaba en el perfil de “el estudiante problema” y era una buena jugada estratégica usarlo como ejemplo de lo que le pasa a los que no cumplen las normas de clase y así motivar a los otros a obedecer… “buena estrategia” siempre y cuando no sea tu hermano el que va a terminar odiando el colegio y todo lo relacionado con educación, pero le da credibilidad. La vida y específicamente las aulas son un continuo de interacciones estratégicas. Un juego, “es una situación en que el bienestar de la persona depende no sólo de sus propias acciones sino de las acciones de otros individuos”. [1][2]

Yo no digo que sea la mejor forma de interpretar la relación docente-estudiante, incluso este enfoque como alguien que conozco dice es “nocivo para la moral”. Pero no todos los docentes se levantan a las 5 de la mañana motivados por el amor al conocimiento y los estudiantes no todos somos esos que llevan varios libros en los brazos, bien peinados, con la camisa por dentro, que usan 3 colores de lapicero: azul, para los títulos: negro, para el cuerpo del texto y rojo, para las observaciones.

Si usamos metáforas para representar las estrategias, los ejemplos anteriores pueden caracterizarse como típicas palomas que “denotan un comportamiento cooperativo”, pero  el halcón es una figura más interesante: “representa un comportamiento agresivo o egoísta”. Si les preguntas a las personas, ellos dirán que lo mejor es siempre cooperar, ser palomas, pero como “una cosa es lo que uno dice y otra es lo que hace”, entonces para mejorar partiría del supuesto que todos somos “halcones en potencia”, porque “a papaya puesta, papaya […]”

¿Por qué la gente es así? “Una manera segura de hacer que la gente se crea falsedades es la repetición frecuente, porque la familiaridad no es fácilmente distinguible de la verdad” [3]. Debido a nuestro deseo de “exclusividad”, de ser diferentes a los demás animales hemos creado instituciones y tratado de “normalizar” nuestra conducta de tal manera que los que se alejan de la media son “bichos raros”.

Maquiavelo describe la conducta humana de una manera interesante: “es necesario que un príncipe que quiera mantenerse aprenda a no poder ser bueno, y a servirse de ello o no servirse según las circunstancias” [4]. Ante esta frase muchos se “echaran cruces”, pero si ya llegó hasta acá por favor medítelo. Para evitar ser tildado de “malvado” acoto mi razonamiento al decir que no estoy diciendo que está bien mentir, aprovecharse del más débil, manipular… Solo digo que en mi opinión es mejor partir de que vamos a tener que trabajar con 30 réplicas de Bart Simpson en clase que seguir pensando que todos los estudiantes son como Lisa Simpson, así si son palomas será una linda sorpresa pero si resultan halcones estaremos preparados.

Referencias

[1] Palacio, L. A. (2011). Análisis de la Decisiones Individuales en Contextos de Negociación. Aportes Teórico y Experimental. Granada, España: Editorial Universidad de Granada.

[2] Y. G. (2001, July 20). Teoría de juegos aplicable en administración. INNOVAR, Revista De Ciencias Administrativas y Sociales, 20, 35-44. Retrieved November 15, 2016, from http://www.bdigital.unal.edu.co/26652/1/24275-85017-1-PB.pdf

[3] Kahneman, D. (2011). Thinking, fast and slow. New York: Farrar, Straus and Giroux.

[4] Maquiavelo, N. (1974). El principe. Ecuador: Ariel.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

141. El juego de halcón y paloma con información perfecta

760. Definitivamente, ¡la vida si es un juego!

2144. Segunda relatoría laboratorio experimental EMAR-LAB: Juego de los colores

Actividades religiosas en Bucaramanga: Una aproximación desde la economía

2162

Resumen elaborado por: Ana Milena Pacheco Quintero

Este documento busca relacionar el comportamiento religioso individual con un modelo económico que da las bases a lo que se conoce como “economía de la religión”. Empieza por afirmar que las tradiciones y creencias religiosas son un elemento constitutivo de la cultura, dando a la iglesia un papel importante e influyente en la educación, la política y la economía, y además menciona que según lo manifestado por Kalmanovitz (1999), la ideología relacionada con la tradición católica que motiva la creencia en los milagros y en que los problemas se solucionan por si solos, causa que el individuo no planifique racionalmente la vida, desperdiciando capacidades potenciales que redundarían en mayor bienestar social.

Describe que el estudio que originó el escrito a resumir, se realizó a habitantes de la ciudad de Bucaramanga, con una encuesta inspirada en el módulo de religión de la Encuesta Social Internacional (ISSP por sus siglas en inglés) de 1998; enfocada en identificar las motivaciones que llevan a los bumangueses, mayores de edad, a realizar prácticas religiosas tales como la asistencia al templo y la oración. Empezando por el modelo teórico, datos obtenidos de la encuesta, y terminando en las conclusiones de los resultados obtenidos. Del inicio se deduce que en la economía de la religión se suele llamar a la religión “producto” y a las iglesias “firmas”, lo cual manifiesta que no implica un juicio de valor sobre la naturaleza de la actividad religiosa, pero si define que según el estudio de algunos modelos, que los individuos que realizan la práctica religiosa son agentes racionales motivados por tres razones: la creencia en la vida después de la muerte (motivo salvación), la posibilidad de obtener utilidad terrena en la interacción con los miembros de la colectividad (motivo social) y las oportunidades de establecer relaciones laborales o concretar transacciones al interior del “club” religioso (motivo profesional); señalando que entre menos posición o valor laborar o salarial tenga el individuo más tiempo dedicará a la religión, y viceversa.

En evidencia en cuanto al ingreso y la escolaridad señala la misma proporción negativa en relación con las prácticas tradicionales de la Iglesia, situación que se desvirtúa por si misma al mencionar un estudio de Sacerdote y Glaeser (2001) que establece que la asistencia al templo es una forma de construir capital social y que la educación incrementa los beneficios de la participación en redes y en diferentes tipos de asociaciones, tanto laicas como espirituales; e igualmente al señala que individuos que han crecido siendo miembros de alguna religión continuarán sus actividades religiosas al iniciar sus propias familias, distinguiéndose de quienes crecieron sin dicha identidad.

En cuanto a los datos recolectados sobre las características religiosas de Bucaramanga se tiene que es una ciudad con una clara tradición católica. En la muestra, el 88 % de los encuestados afirmaron que fueron educados en esta religión y, en su gran mayoría, son hijos de padres católicos, pero igual señala la baja creencia (absoluta) que ostenta la vida después de la muerte (32 %) y la baja correlación de ésta con los niveles de asistencia al templo, lo cual les permitió dudar de la efectividad del motivo “salvación” como razón primordial para la práctica religiosa, lo que condujo a analizar variables tales como: género, escolaridad, edad, ingreso y experiencia religiosa vivida en la niñez, utilizando algo que llamaron “ecuaciones de religiosidad”, dando como resultado intuitivo que los hombres asisten menos al templo y oran menos que las mujeres, ya que el ingreso promedio de los hombres es superior al recibido por las mujeres, y que es positivo el efecto en cuestiones de utilidad, no definida de las prácticas religiosas, cuando son compartidas con familiares y amigos, resaltando con ello la importancia del motivo social, así mismo se repite lo mencionado en cuanto a que existe evidencia a favor de la pérdida de interés en las actividades religiosas cuando se incrementa el nivel de escolarización.

Terminado con las conclusiones de los resultados obtenidos se manifiesta que en Bucaramanga, al motivo salvación como determinante de la asistencia a las actividades religiosas está perdiendo fuerza en la ciudad, aunque la creencia en Dios se considera como algo que no se cuestiona, ya que el mencionado implica desconocer que este fenómeno es inherentemente social. Reflejo de ello es que variables como la compatibilidad religiosa y el ejemplo paterno mostraron ser determinantes positivos de la asistencia. De igual forma, el efecto del estado civil y el nivel educativo sobre la asistencia al templo muestran que las decisiones a lo largo del ciclo vital relacionadas con la formación del hogar son relevantes para el análisis, aunque igual manifiesta que el motivo social tiene gran fuerza, puesto que asistir al templo, además de ser una costumbre, al parecer es visto como la forma de conseguir pareja e inculcar valores a los hijos.

Nota. Este texto es un resumen de: Cortés, A., Palacio, L., & Rueda, R. (2011). Actividades religiosas en Bucaramanga: una aproximación desde la economía. Cuadernos de Economía, 30(54), 151–169.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

018. Religión: una aproximación desde la economía

2157. Actividades religiosas en Bucaramanga: Una aproximación desde la economía

2158. Obnubilación en las profesiones y disciplinas científicas del siglo XXI ¿un fenómeno inevitable?